Jay-Jay Okocha en el Paris Saint-Germain Football Club

 

Jay-Jay Okocha, con el número 10 a sus espaldas, se convirtió en el primer jugador nigeriano en jugar con el Paris Saint-Germain Football Club. Un talento africano que hizo soñar a los parisinos durante 4 años por su espectacularidad con el balón en los pies, aunque por desgracia nunca resultó decisivo.

 

 

Durante su etapa en París se convirtió brevemente en mentor de Ronaldinho, quien se unió al PSG a la edad de 21 años. El brasileño siempre lo consideró un ídolo y un referente. «Es imposible dar solamente un nombre. Es realmente imposible porque tuve la suerte de jugar con ídolos como Romário, Ronaldo Nazário, Rivaldo… después me entrenó Frank Rijkaard. También jugué con otros grandes como Deco, Jay-Jay Okocha, Paolo Maldini, Pirlo… fui parte de una generación de futbolistas que hacen parte de la historia”.

 

 

Augustine Azuka Okocha formó parte de la generación dorada de las Súper Águilas nigerianas, cuando ganaron la medalla de oro olímpica de Atlanta en 1996. Antes de pasar al PSG el verano de 1998, Okocha tuvo un gran paso por Alemania y Turquía. El mediocampista ofensivo jugó para el Borussia Neunkirchen (1990-1992) y el Eintracht Frankfurt (1992-1996) en la liga alemana, así como uno de los mejores clubes de la liga turca, el Fenerbahce, de 1996 a 1998.

 

 

Después de un buen desempeño en el Fenerbahçe, donde anotó 34 goles en 62 apariciones, fue fichado por el PSG en 1998. En ese momento, los parisinos tuvieron que pagarle 14 millones de libras, un precio que lo convirtió en el jugador africano más caro de la historia. En el PSG, Okocha se convirtió en un jugador querido por los hinchas de Les Parisiens. Como un artista con su bella obra, sus brillantes acciones sobre el terreno de juego fueron capaces de encandilar al público de París.

 

 

Jay-Jay Okocha pasó cuatro temporadas en el PSG. Participó en 84 partidos, marcó 12 goles y ganó la Supercopa de Francia (1998) y la Copa Intertoto de la UEFA (2001). Dejó el PSG en 2002 para irse a jugar la Premier League con el Bolton Wanderers, donde jugó durante cuatro temporadas.