Ali Dia, un día de gloria en la Premier League lo puede tener cualquiera

 

Ali Dia (Dakar, Senegal, 20 de agosto de 1965) es un exfutbolista senegalés que profesionalmente disputó solamente un partido, en la Premier League, jugando para el Southampton Football Club, alegando falsamente ser un primo del futbolista liberiano George Weah y tener un pasado en el PSG. Su carrera futbolística le llevó a jugar para equipos amateurs de Francia, Finlandia, Alemania e Inglaterra, donde se retiró jugando para el Gateshead Football Club la temporada 1996-1997.

Al director técnico de los “saints”, Graeme Souness, se la colaron y bien. En noviembre de 1996 recibió una llamada telefónica de alguien que aseguraba ser George Weah, delantero estrella del fútbol liberiano y en ese momento en las filas del AC Milan. El motivo de la llamada era recomendarle a un primo suyo que se llamaba Ali Dia y que, después de haber jugado en el Paris Saint-Germain, se había quedado sin equipo. Además le contó que Dia había jugado 13 partidos para la selección de Senegal.

 

 

El Southampton pasaba por un mal momento futbolístico y tenía una larga lista de lesionados, por lo que Souness no lo vio con malos ojos y le ofreció a Dia un contrato de un mes. La prueba de Dia estaba prevista para el encuentro entre los equipos de reserva del Southampton y del Arsenal pero la lluvia provocó que el partido se cancelara, lo que llevó al técnico a convocarlo para el siguiente partido de la Premier League contra el Leeds. Aunque nadie puede excusar el grave error de Souness teniendo en cuenta que lo vio entrenar y más de una jornada.

El 23 de noviembre de 1996, Ali Dia, con la camiseta número 33, reemplazó al mítico Matt Le Tissier en un partido en casa contra el Leeds en el Dell, después de que la leyenda de los “saints” se lesionara en la primera mitad. Fue tan escandalosa su actuación que fue sustituido por Ken Monkou en el minuto 85 en una derrota por 2-0. Rápidamente se hizo evidente que Dia era un fraude y su contrato fue rescindido después de tal aparición estelar.

 

 

“Fue increíble. Corrió alrededor del campo como Bambi en el hielo. Apareció a la mañana siguiente para recibir tratamiento por una lesión, me dijo el fisioterapeuta. Así que el domingo por la mañana aparece, se somete a un tratamiento, se va y no lo volvemos a ver nunca más. Nunca volvió. Simplemente se fue. Nadie sabe a dónde fue. No se le volverá a ver nunca más.”, confesó Le Tissier.