viernes, septiembre 30, 2022

Toni Polster en el Sevilla Fútbol Club

 

Toni Polster durante la temporada 89-90, alcanzó el récord de goles en LaLiga por parte de un futbolista del Sevilla FC, con un total de 33 dianas. Desde entonces, ningún otro jugador del club del Nervión ha marcado más goles en la liga española en una misma temporada. Ni Luis Fabiano (34 en total y 24 en Liga 07-08), ni siquiera Juan Arza, que se alzó con el trofeo Pichichi de la Liga en 1955 con 29 goles y anotó en total aquel curso 35, ya que hizo otros seis en la Copa.

El delantero austríaco militó en el Sevilla FC durante 3 temporadas, de 1988 a 1991, donde disputó 105 partidos y marcó 55 goles. Los 33 goles de la 89-90, le valieron para alzarse con la ‘Bota de Plata’. Previamente, la temporada 86-87, militando en el FK Austria de Viena había conseguido la Bota de Oro.

 

 

«Es increíble cómo pasa de rápido el tiempo. Para el Sevilla y para mí fueron unos diez meses impresionantes los de la temporada 1989-1990. Delante de la portería casi no fallé nada, pero tuve muchos compañeros buenos a mi lado: Conte, Rafa Paz, Carvajal, Ramón Vázquez, etc. Tengo que darles las gracias a ellos también porque lo hicieron posible», confiesa Toni Polster.

El austríaco no olvida la competitividad con el delantero mexicano del Real Madrid Hugo Sánchez: «Era muy difícil y sigue siendo muy difícil hacer tantos goles. Ese año tuve una racha buenísima delante de la portería, prácticamente no fallaba ocasiones. Tenía muchísima confianza e iba creciendo y creciendo en ella. Es una lástima, no haber podido ser pichichi, pero Hugo Sánchez estuvo ese año fantástico y además jugaba en un equipo que metía muchísimos goles. Con esa marca pienso que de 100 veces ganas el pichichi 99 veces».

 

 

«En títulos no creíamos en aquella época, porque son muy difíciles de ganar en España compitiendo contra el Madrid, el Barcelona o el Atlético de Madrid. El Sevilla empezó a hacer grandes fichajes y ha llegado a ser el equipo que más títulos de la UEFA ha ganado. Eso es algo fenomenal y maravilloso para el club y para la afición. Tengo muy buenos recuerdos de cuando estuve en Sevilla. Tienen la mejor afición del mundo, me querían mucho. Siempre voy a tener al Sevilla en mi corazón», aseguró Toni Polster.

Tras su marcha del conjunto nervionense jugó una temporada en el CD Logroñes y otra en el Rayo Vallecano, antes de abandonar el fútbol español para marcharse a Alemania y luego a Austria, su país, donde acabaría su carrera como futbolista profesional en el 2000, en el SV Salzburg.