Maradona y su trayectoria en el futsal

 

¿Sabías que Diego Armando Maradona debutó en competición oficial de futsal, compitió en el evento Showbol, participó en varios partidos de fútbol salón e incluso estuvo a un paso de fichar por el Pozo Murcia de la primera división de futsal de España? A continuación te repasamos sus tres momentos más destacados en el futsal.

 

El debut oficial de Maradona en un partido de futsal

Cuando el Club Atlético Argentinos Juniors contrató a Diego Armando Maradona para formar parte de su plantel profesional (1976), también le compró una casa a nombre de la familia Maradona en la calle Lascano 2257 (Villa del Parque) donde Diego vivió varios años junto a sus padres y sus siete hermanos. En 1991, Diego volvió a sus orígenes para formar parte del plantel del Club Parque, una etapa muy poco conocida, inclusive para la gran mayoría de los vecinos. Por aquel entonces el Club Social y Deportivo Parque jugaba en la Liga Metropolitana de futsal, una competición oficial que no depende de la Asociación de Futbol Argentina y por supuesto tampoco de la FIFA. Así Diego pudo sumarse al equipo, jugó tres partidos oficiales para «Social Parque», marcando goles y saliendo campeón del torneo liguero.

 

 

 

En su debut ante San Vicente estuvo acompañado por Batista y Silvio Rudman, y el partido acabó favorablemente para el equipo de Diego por 9 a 4, con 7 goles del «Pelusa» vestido con los colores de la Sampdoria.

 

 

A un paso de convertirse en estrella del futsal español

A finales de los años ochenta la empresa murciana El Pozo patrocinaba al Cruz Joyita de Murcia, equipo perteneciente a la Federación Española de Fútbol Sala. Ante la creación de una nueva competición nacional, la actual Liga Nacional de Fútbol Sala, la empresa alimenticia española El Pozo quería obtener más protagonismo en el futsal. En consecuencia, en 1989 compró la plaza al Cruz Joyita, equipo que patrocinaba anteriormente, y creó su propio club. Bajo el nombre de El Pozo Murcia comenzaría su andadura en la Liga Nacional.

En sus primeros pasos, El Pozo Murcia realizó una importante inversión para fichar jugadores internacionales y, entre ellos, intentó hacerse con el fichaje, ni más ni menos, de Diego Armando Maradona. El club llegó a ofrecer la friolera de 100 millones de pesetas por el astro argentino.

Tras quedar subcampeón en el mundial de Italia 90, Maradona se encontraba en una situación delicada. A Diego le había aparecido un supuesto hijo en Buenos Aires, el cual él no reconocía, y en la prensa corría el rumor de que había dado positivo en un test antidoping. El intermediario del caso Maradona, Francisco Sánchez Sabater, contactó con el representante de Diego. Por otro lado, también se envió un FAX a la UEFA y a la FIFA para ver si la inscripción del 10 era válida. Enrique Torres, representante en el caso Maradona, solicitó al club murciano unos determinados documentos. En primer lugar cuál era la situación del fichaje y si la FIFA lo autorizaba. Seguidamente pedía la duración del contrato y la fecha de incorporación al club. Finalmente le pedía concretar los acuerdos de colaboración promocional y publicitaría.

Después de revisarse toda la documentación y los hipotéticos casos, la UEFA y la FIFA aprobaron el fichaje de Maradona por El Pozo Murcia. Lamentablemente, la balanza se decantó por el otro costado y El Diego rechazó la propuesta. Semanas después ficharía por otro equipo español, en este caso el Sevilla Fútbol Club.

 

 

Partido de futsal de preparación para el Mundial de Estados Unidos de 1994

El 10 de mayo de 1994 Diego Armando Maradona junto a un grupo de exinternacionales argentinos participaron en Chile en un partido de futsal ante Colo Colo. El duelo fue retransmitido por el canal Mega, y el ambiente se fue caldeando con las barras chilenas lanzando objetos al terreno de juego hasta que el propio Maradona decidió suspender el partido cuando el marcador reflejaba el 13-13. No se quería lesionar, ya que estaba trabajando para su vuelta a la selección para el Mundial de Estados Unidos de 1994.