domingo, diciembre 4, 2022

Los extranjeros «olvidados» del Real Madrid de los 90

 

El Real Madrid de los 90 más allá de grandes nombres como Gheorghe Hagi, Hugo Sánchez, Robert Prosinečki, Michael Laudrup, Iván Zamorano, Fernando Redondo, Bodo Illgner, Roberto Carlos, Clarence Seedorf, «Peđa» Mijatović o Davor Suker, entre otros extranjeros internacionales absolutos con sus selecciones, también puso sus esperanzas en otros talentos nacidos fuera de España. A continuación repasamos los 12 más olvidados con el paso del tiempo.

 

Predrag Spasić (Serbia)

La acción más conocida de este central como jugador del Real Madrid fue su cómico gol en propia meta en el Camp Nou, en un partido que acabó 2-1, con su desafortunado remate decantando el encuentro. Tras disputar 25 partidos con los merengues acabó marchando al CA Osasuna, donde, aunque de modo irregular y con lesiones, mostró mejor nivel. Terminó jugando en el Marbella, en Segunda División A.

 

 

Claudemir Vítor (Brasil)

Este lateral derecho llegó al Bernabéu el verano de 1993 como gran promesa, y ya en su presentación empezó con mal pie al admitir desconocer lo que era la mítica Quinta del Buitre. Su paso por el Real Madrid fue testimonial, y volvió a Brasil. Tan solo vistió la camiseta merengue en 6 ocasiones.

 

 

Ricardo Rocha (Brasil)

Internacional brasileño fichado de manera sorprendente a finales de julio de 1991, militaría en el conjunto blanco hasta 1993, en donde disputaría 88 partidos, pero quedaría marcado por marcarse tres autogoles.

 

 

Perica Ognjenović (Serbia)

Ognjenović fichó por el Madrid en 1999 por 400 millones de pesetas. «El Átomo» era la joya del Estrella Roja pero en España paso con más pena que gloria. Jugó solamente 12 partidos y se marchó a los dos años. Pasó de ilusión a ser señalado como una de las peores contrataciones del Real Madrid.

 

 

Júlio César (Brasil)

Llegó en 1999 procedente del Real Valladolid, donde había cuajado varias campañas bastante buenas jugando de central. Llegó a participar en 21 partidos, pero con otros centrales en el equipo como Iván Helguera, Fernando Hierro, Aitor Karanka e Iván Campo nunca llegó a tener continuidad en el equipo. Tras varias cesiones finalmente abandonó la disciplina blanca.

 

 

Edwin Congo (Colombia)

Este delantero colombiano fichó el verano del 1999 por 5 millones de euros. Aunque no llegó a debutar nunca en partido oficial con la camiseta blanca, y fue cedido al Real Valladolid durante una temporada, para luego tener hasta dos cesiones más, en el Vitória de Guimarães y el Toulouse. Finalmente, la temporada 2001-2002 se incorporó a la plantilla blanca, pero no jugó ni un minuto en todo el año. Al verano siguiente se fue al Levante, donde vivió su etapa más feliz, jugando cuatro temporadas con 112 partidos y 21 goles, viviendo dos ascensos a primera.

 

 

Peter Dubovský (Eslovaquia)

Jugó dos temporadas en el Real Madrid, la 93-94 y la 94-95, en las que disputó 31 partidos y marcó 2 goles. No le acompañó la suerte en la capital, pero sí en Asturias. En el Oviedo jugó 120 partidos y marcó 17 goles. El 23 de junio del año 2000, en la lejana isla de Koh Samui, en Tailandia, perdía la vida.

 

 

Albano Bizzarri (Argentina)

En verano de 1999 firmó por un Real Madrid en el que le costó entrar. La exigencia de un club de talla mundial, sus irregulares actuaciones en los partidos de Liga que disputó y el gran nivel de porteros como Iker Casillas y Bodo Illgner hicieron que su protagonismo fuera casi nulo. A pesar de ello, Albano Bizzarri disputó 12 partidos durante la temporada 1999/2000 en el Real Madrid. Siete partidos en Liga, la mayor parte de ellos en noviembre, el partido por el tercer y cuarto puesto del Mundial de Clubes y cuatro encuentros en la fase de grupos de la Champions League. De esos siete partidos en Liga, dos le dejaron marcado a la vista de la afición: la derrota en el derbi (1-3) ante el Atlético y la goleada (1-5) del Real Zaragoza. A pesar de ello, el portero argentino se acabó alzando con el trofeo continental y se fue al Real Valladolid.

 

 

Njitap Geremi (Camerún)

El gran salto de su carrera tendría lugar en 1999 cuando el Real Madrid se interesó en él, pero su participación el equipo español no fue del todo buena, ya que no era titular en el equipo. En el 2002 es cedido al Middlesbrough en donde su carrera toma un nuevo despegue consiguiendo que el Chelsea pusiera el ojo en él. Con el Madrid, ganó 2 Copas de Europa, 1 Liga y 1 Supercopa de España.

 

 

Elvir Baljić (Bosnia y Herzegovina)

Elvir Baljić llegó al Real Madrid procedente del Fenerbahçe en el verano de 1999. Delantero zurdo, con gran manejo del balón y capacidad de desborde, el internacional bosnio formó parte del club merengue tres temporadas, en las que se consiguieron 2 Copas de Europa: la Octava en París contra el Valencia y la Novena en Glasgow contra el Bayer Leverkusen.

Una grave lesión de rodilla marcó negativamente su trayectoria en el Real Madrid. Finalizada su etapa como madridista y tras ser cedido al Rayo Vallecano la segunda mitad de su última temporada en nuestro club, Baljić regresó al fútbol turco, en el que jugó hasta su retirada en 2008.

 

 

Rolando Zárate (Argentina)

Sus 15 goles en el Real Madrid B llamaron la atención del entrenador del primer equipo, Vicente Del Bosque y ante las lesiones de jugadores importantes en ese puesto como Nicolas Anelka, Sávio y Fernando Morientes, lo utilizó en partidos de Copa del Rey, donde los merengues llegaron a las semifinales, y de Liga de Campeones de la UEFA. A pesar de convertir goles en ambas competiciones, el club no compró su pase y regresó a Argentina.

 

 

Carlos Secretário (Portugal)

Llegó al Real Madrid en 1996 con Fabio Capello en el banquillo, donde pasó una temporada sin mucho protagonismo, aunque se convirtió en campeón de Liga antes de regresar al Oporto. Tan solo disputó 13 partidos oficiales.