El último suspiro de «El Matador» Kempes en el Fernández Vial

 

La Corporación Club Deportivo Arturo Fernández Vial es una centenaria institución de fútbol de Chile de la ciudad de Concepción en la Provincia de Concepción, Región del Biobío. Fue fundada en 1897 como Internacional F.C. y fue refundada el 15 de junio de 1903 con su actual nombre. «El Almirante Inmortal» desde sus inicios se identifica con el gremio de los trabajadores ferroviarios y la clase obrera en general, y es uno de los equipos más tradicionales de la región y del sur de Chile. Es el primer club chileno, sin ser igualado hasta hoy, en ascender desde el fútbol amateur, Tercera División, al profesionalismo, Segunda División, actual Primera B, y llegar de inmediato a Primera División de manera consecutiva en dos campeonatos.

 

 

Las graves disputas internas en el club terminaron en un auténtico drama cuando en 2011 el club se escindió dando lugar a dos instituciones paralelas: el «Club de Deportes Arturo Fernández Vial S.A.D.P.», club que fue reconocido por la ANFP, el cual después sería desafilado por deudas millonarias; y la «Corporación Club Deportivo Arturo Fernández Vial», que se había fundado paralelamente y no era reconocida oficialmente por las autoridades del balompié como el legítimo «Vial». En el año 2015 gracias al trabajo incansable de su afición para conseguir la reunificación ambos clubes se fusionaron, quedando el nombre del segundo equipo para intentar regresar al profesionalismo lográndolo al ser aceptados en Segunda División Profesional.

Un hito en la historia del club sucedió en agosto de 1995 cuando el argentino Mario Alberto «El Matador Kempes», campeón y goleador del Mundial de Argentina ’78, decidió descolgar sus botas aceptando la invitación para incorporarse al equipo a instancia de su entrenador Pedro Lucio Oliveira, con quien lo unía una gran amistad. No obstante su edad, 42 años, y el hecho que ya estaba retirado, el Matador jugó 11 partidos, anotó 5 goles y se convirtió en la figura del equipo. La curiosidad es que en principio la idea era que jugara solamente los partidos en casa y que entrenase jueves y viernes, aunque acabó entrenando todos los días.

 

 

Si bien no consiguieron clasificar al hexagonal final, su paso generó gran expectación a nivel local, nacional e incluso fue seguido desde Argentina. Una vez terminado su periplo en Chile el legendario goleador argentino prosiguió con su retiro de los terrenos de juego. Fue el último suspiro de «El Matador».