James Vardy, la historia de no rendición del obrero de octava división

 

Jamie Vardy vive un dulce momento y se está convirtiendo en una de las sensaciones del fútbol inglés y europeo, gracias a su constancia, técnica y gran capacidad de llegada al arco rival. Su mayor logro llegó la temporada 2015/16, cuando se alzó con la Barclays Premier League con el Leicester City entrenado por el preparador italiano Claudio Ranieri.

Fue una histórica campaña para esta escuadra del este de Inglaterra, concretamente de la región de Midlands Oriental. Vardy y el resto de integrantes hicieron que el sueño de los “foxes” se convirtiese en realidad: levantar la primera liga inglesa de su historia. Concluyeron la Premier League en primer lugar con 81 puntos, con una ventaja de diez puntos respecto al Arsenal, segundo. El Leicester ganó veintitrés partidos, empató doce y tan solo fue derrotado en tres. Unos magníficos registros, a los que se sumaron los veintiséis tantos de Vardy, que le otorgaron el premio FWA como mejor jugador de la campaña 2015/16.

 

 

Los orígenes de un obrero del fútbol

Jamie Richard Vardy nació el día 11 de enero de 1987 en Sheffield (Inglaterra). Comenzó a jugar al fútbol en el plantel del Sheffield Wednesday, pero los directivos de este club le rescindieron el contrato por ser pequeño. Fue un golpe muy duro para Jamie tanto a nivel futbolístico como psicológico, aunque prefirió no darse por vencido en ningún momento. Pasó una mala época, puesto que tuvo que compaginar el fútbol con su trabajo y no ganaba mucho dinero.

Su siguiente destino sería el Stocksbridge Park Steels, donde se abrió camino en el equipo de reserva y en el primer equipo, debutando bajo la dirección de Gary Marrow en 2007 en la octava división del fútbol inglés, y ganando 30 libras esterlinas a la semana. Tras impresionantes actuaciones con 66 goles en 3 temporadas, varios equipos de superior categoría se interesaron por él y en 2009 pasó una semana de prueba con Crewe Alexandra. No se materializó ningún movimiento y más tarde rechazó un contrato a corto plazo con el Rotherham United.

 

 

Para la liga 2010/11, fichó por el conjunto amateur del Halifax Town de la Conference North (actualmente National League North, sexta división). Completó una gran temporada, después de marcar 29 tantos en 41 encuentros disputados, conseguir ser el MVP de la temporada y el ascenso de categoría. El año siguiente, cambió de aires y se fue al Fleetwood Town de la Conference Premier (quinta división). Mejoró su juego de forma considerable, tras un total de 31 dianas en 36 duelos.

 

 

En la cima del fútbol inglés

Después de triunfar en el fútbol amateur, Vardy fue traspasado al Leicester City por un 1 millón de libras. El futbolista de Sheffield tuvo complicaciones a la hora de adaptarse al fútbol profesional. No obstante, en vez de rendirse y retirarse del fútbol, sacó su orgullo. En el curso 2013/14, Jamie logró que su fútbol evolucionase y perforó la portería contraria en 17 ocasiones en 36 choques. Esto permitió a los “foxes” cambiar de categoría y pasar de Championship a la Barclays Premier League, la máxima división del fútbol inglés.

En los siguientes años, el Leicester City cambió radicalmente sobre todo en la campaña 2015/16 donde Claudio Ranieri y su plantilla realizaron lo imaginable para los aficionados: conquistar la primera Premier League de su historia. El juego de Vardy fue increíble y anotó 26 dianas para llegar a lo más alto del fútbol inglés. Con este título, Vardy recibió el premio al mejor jugador de la temporada 2015/16. También, hizo una buena labor con Inglaterra en la que debutó el día 6 de junio de 2015 en un duelo frente a Irlanda que finalizó con empate a cero (0-0). Hasta el momento, ha marcado 6 goles con el combinado inglés.

 

 

A pesar de estos éxitos, el de Sheffield no bajó el listón. En las siguientes campañas, no se conformó y continuó fiel a su estilo. De esta manera, el Leicester firmó grandes cursos con Jamie Vardy, ejerciendo las funciones en la parcela ofensiva casi a la perfección. Durante su vida como jugador, ha alojado el esférico al fondo de las mallas en 191 ocasiones y ha dado 63 asistencias a sus compañeros de escuadra.

Jamie Vardy se ha convertido en un ejemplo de superación, y una leyenda del fútbol inglés que será recordada por años.

 


Joan Antoni Perelló