jueves, diciembre 8, 2022

Íbis SC y su delantero Mauro «Shampoo», los peores del mundo

 

El humilde club brasilero Íbis Sport Club consiguió ser reconocido como el peor del mundo a nivel internacional, pese a que llegó a ser subcampeón de la segunda división del Campeonato Pernambucano. Este modesto club brasilero se ganó un sitio en el Libro Guinness de Récords con el calificativo de «peor equipo del mundo» por una secuencia de 23 partidos sin conocer la victoria, entre julio de 1980 y junio de 1984, casi cuatro años, en los que ni su popular e ineficaz delantero centro Mauro «Shampoo» pudo remediarlo.

El Íbis Sport Club fue fundado en 1938 por los empleados de la empresa Tecelagem de Seda e Algodão, propiedad de João Pessoa de Queiroz. Inicialmente, solamente los propios empleados de la empresa podían formar parte de este equipo ubicado en Santo Amaro. Después de la muerte del dueño Joao Pessoa, la empresa pasó a uno de los gerentes de la empresa, Onildo Ramos. Con él, la política de fichajes también cambió, ampliando los horizontes y permitiendo que los jugadores que no trabajaban en la compañía formaran parte del equipo.

Al menos hasta mediados de los 70, el equipo obtuvo resultados aceptables, pero a partir de principios de los 80 el club se hizo popular de repente, pero no por las victorias, sino por las derrotas. El clímax de las humillaciones llegó en 1983, realizando un lamentable campeonato con pleno total de derrotas.

De entre sus jugadores destacaba Mauro «Shampoo», peluquero de profesión en Recife, donde también reside. Un delantero centro capaz de marcar un solo gol en toda su carrera amateur (al final de la misma a los 42 años). Su nombre y su vida como futbolista van ligados a los peores años del Íbis, pero al mismo tiempo también a este terrible período que hizo mediático a este modesto club. Un jugador completamente fuera de forma, lento, incómodo, y técnicamente inaceptable, pero con mucha pasión por el «futebol» y que simboliza al «peor club del mundo».