Carlos Tévez el adiós de «El Apache» y su futuro como entrenador

 

Carlos Alberto Tévez se retira tras una exitosa carrera que lo ha llevado a jugar en clubes como Boca Juniors, Corinthians, West Ham, Manchester United, Manchester City, Juventus o Shanghái Shenshua. Con 30 títulos, el cuarto jugador argentino con más trofeos de la historia anuncia que quiere empezar su carrera como entrenador.

Después de varios meses de silencio, y de una gira europea donde visitó algunos de los clubes de su pasado, Carlos Tévez rompió el silencio en una entrevista con el programa Animales Sueltos de América TV. “Me encuentro bien, disfrutando muchísimo de mi vida, de mi familia, de los míos. Fue mucho tiempo perdido. Ya estoy retirado, está confirmado”. Estas fueron las sorprendentes palabras del «Apache» al periodista Alejandro Fantino.

 

 

 

La noticia evidentemente generó un gran impacto mediático y Tévez explicó que manejó opciones de seguir en el terreno de juego. “Todo estaba ahí. Me ofrecieron muchas cosas. Tenía oferta en Estados Unidos, pero era un cambio muy importante para mi familia. Aquí también hubo (Argentina), en un montón de lados”, manifestó Carlitos. “Como jugador, ya di todo lo que tenía. Dentro de mi corazón, lo di todo, y eso me deja tranquilo”, agregó el ya exfutbolista reflejando emoción en su rostro.

La principal causa de su decisión ha sido la muerte de su padre el pasado año: «Mi último año jugando fue muy duro porque él tenía muerte cerebral. Yo me levanto un día y le digo a Vane: No juego más. Lo llamo a la tarde a Adrián (Ruocco) y le digo: Mira, no voy a jugar más. Me retiro. Lo llamo a Riquelme a la noche y le digo: Mañana necesito el club para hacer la conferencia. No juego más. Después vino lo que vino, no jugué más y ahí la familia se dio cuenta de que no jugaba más. Ahí cayeron. Me preguntaban todo el tiempo por qué había dejado de jugar. Hasta que les dije: Dejé de jugar porque perdí a mi fan n°1. Yo tenía ocho años y el que me venía a ver era él, entonces decía: ¿Para qué más?. Me levanté y dije: No juego más para nadie. Creo que fue única vez que pensé realmente en mí. Había perdido a mi fan n°1 y eso hizo que no tenga más ganas de jugar», finalizó al respecto visiblemente emocionado.

Para entender mejor la relación con su padre os recomendamos la serie «Apache» de Netflix, donde se narra la infancia de Carlos Tévez, y su relación familiar.

 

 

La entrevista tuvo grandes y emotivos momentos. «No es normal que un pibe salga de un barrio tan humilde como Fuerte Apache. Ahí está el partido más difícil que yo jugué. El barrio me llenó de valores, cosas que me ayudaron a superarme. Nadie sabe que me senté con el técnico del West Ham y le tuve que decir de qué jugaba con un traductor. En el máximo nivel no piensas en la plata. Te preparas para ganar. Si estás en esa situación es porque te lo ganaste. Si juegas una final es por otra cosa. La plata te lo preguntas después de que ganaste, pero en el momento no. Es muy importante tener valores. Cuidar la plata, no hacer cagadas, los límites me los pongo yo sabiendo de dónde vine. A mí nadie me la contó, yo la viví. Eso no se compra, lo traigo adentro. Disfruto porque me lo he ganado, pero siempre respetando y ayudando a los demás. Hoy es momento para ayudar y para estar».

«Me fui de Boca sin un peso, con cero en el banco, porque tuve que devolverle al club lo que le debía. Viene Corinthians y ahí empieza a cobrar bien. La primera plata que me entra, mi cabeza siempre fue que no teníamos la oportunidad de poder lograr algo. Decía: ‘La próxima generación de los Tévez tiene que ser mejor, mejor educación, tiene que poder salir’. Yo veía a los hermanos de mi viejo tirados en el suelo drogados y mi viejo me decía: ‘¿Tú quieres terminar así?’. Nunca me dejó faltar a un entrenamiento. Cuando fui a Brasil le dije a mi papá que le compre casas a mis tíos para salir del barrio, fueron 14 casas. Yo sentí que les cambiaba la vida. Yo sabía que cuando das con el corazón después te venía el doble o el triple. Nacimos sin nada, nos vamos a ir sin nada».

 

 

«Cuando me fui del United al City, estaba jugando la final en Roma (Champions vs. Barcelona) y cuando me vinieron a comprar dije que quería ver al jeque a los ojos. Él ponía la plata, pero nada más, no aparecía por el club. Quería saber si era verdad lo que me estaba proponiendo. Te das cuenta cuando alguien te intenta engañar. Después de la final, el jeque nos puso un avión privado a la familia para ir a Abu Dabi. Cuando llegamos, alfombra roja, hotel siete estrellas, una locura… Fui a verlo y el tipo me mira, me abraza y quedó una muy buena relación».

«Tengo la costumbre de ir sin plata. Cuando estaba en Manchester un día me quedé sin nafta, cargué y no tenía plata para pagar. Me metí e intenté explicarles, tenía el carnet de conducir, se lo dejé y le dije que después pasaba a cargarle. Posteriormente, fui y se lo devolví».

 

 

«Cuando llegaba a entrenar Cristiano (Ronaldo) ya estaba y cuando me iba seguía entrenando. Son esos tipos que lo único que tienen en la cabeza es ganar. Vive para el fútbol».

En estos últimos meses se lo vio al ídolo xeneize recorriendo el norte argentino en camioneta junto a su familia, cantando folklore a todo pulmón en Santiago del Estero y jugando al golf y hasta picados con sus amigos en las canchitas de Fuerte Apache, en los que incluso le intentaron realizar un caño. Más allá de esos pasatiempos, Tévez ya parece tener claro cómo seguirá su vida sin la pelota atada al empeine: dará sus primeros pasos en la dirección técnica y podría hacerlo acompañado de Carlos Chapa Retegui, exentrenador de las Leonas y Leones y hoy subsecretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires.

«Estoy muy entusiasmado que llevamos con mis hermanos y con el «Chapa» Retegui. Tomé la decisión que voy a dirigir. Estamos ya hace cuatro o cinco meses trabajando juntos y la verdad que estamos armando un proyecto muy bueno e integral. Estoy muy enganchado en eso», manifestó Carlitos. «Nos gusta como grupo de trabajo afrontar al jugador en la parte personal», agregó.

 

 

Su último partido

El 4 de junio del año pasado, Carlitos le dijo adiós al club de sus amores luego de unos últimos meses de mucho desgaste. Su última imagen en una cancha estuvo lejos de ser la que hubiese imaginado para su final. ¿Cuál es? Su penal errado en las semifinales de la Copa Liga Profesional contra la Academia y la posterior eliminación. Después de cerrar una floja actuación en los 90 minutos, al igual que su equipo, en la que se lo vio desconectado del juego y poco participativo para lo que acostumbraba un jugador de su talla, Tévez fue el encargado del primer remate desde los doce pasos del Xeneize en la definición.

«El Apache» buscó asegurar con un disparo fuerte al medio del arco defendido por Gastón Gómez, pero el mismo se estrelló en el travesaño. A la ejecución desacertada y la consecuente desazón, le siguió el durísimo impacto de la derrota, luego de que Racing se impusiera 4-2 en los penales. Así concluyó el último match de Tévez con Boca Juniors, lejos de lo que hubiera soñado y de lo que su carrera en el Xeneize merecía como despedida. Su triste imagen lamentándose… La última con el manto azul y oro. La última de su carrera.