Alex Morgan, una leyenda norteamericana en Europa

 

Alexandra Patricia Morgan, nacida el 2 de julio de 1989, es una jugadora de fútbol profesional estadounidense que actualmente milita en el Orlando Pride de la Liga Nacional de Fútbol Femenino (NWSL), la máxima división del fútbol profesional femenino de Estados Unidos, y además es internacional absoluta con Estados Unidos, además de ser su capitana entre 2018 y 2020 junto a Carli Lloyd y Megan Rapinoe.

Morgan fue reclutada con el número uno en el Draft de la WPS de 2011 por el Western New York Flash, allí debutó como profesional y empezó su carrera que la llevaría a defender clubes de su país como el Seattle Sounders, Portland Thorns y Orlando Pride (en una primera etapa), para posteriormente dar el salto a Europa en 2016 al Olympique de Lyon. Morgan llegó a Francia como campeona del mundo de 2015, nombrada Atleta Femenina del Año de U.S. Soccer, finalista a Jugadora Mundial de la FIFA y convertida en la jugadora de fútbol femenino estadounidense más famosa y mejor pagada del mundo, en gran parte debido a sus numerosos acuerdos de patrocinio.

Morgan, junto con la canadiense Christine Sinclair y la australiana Steph Catley, se convirtieron en las primeras jugadoras de fútbol femenino en aparecer en la portada de los videojuegos de la saga “FIFA” en 2015. Morgan también apareció junto a Lionel Messi en la portada de la versión “FIFA 16” que se vendió en Estados Unidos.

 

 

La llegada a Francia de la mayor estrella mediática de la historia del fútbol femenino

El 5 de enero de 2017, Morgan fue cedida por el Orlando Pride al Olympique Lyonnais, campeón de Francia, con un contrato de seis meses que incluía una opción mutua para una temporada más. Meses antes, el noviembre de 2016, Morgan viajó hasta Lyon para conocer las instalaciones del Olympique y a su cuerpo técnico. También consultó la decisión con la seleccionadora de EEUU Jill Ellis; con su compañera Megan Rapinoe, que jugó en Lyon un par de años, y con la sueca Caroline Seger, con quien coincidió en el Western New York Flash y que en aquel entonces defendía los colores del conjunto francés.

El presidente del Olympique Jean-Michel Aulas daba la bienvenida a la norteamericana a través de las redes sociales: “Estamos muy contentos de dar la bienvenida a Alex en el mejor equipo de Europa y, con ella entre nosotros, el mejor del mundo mañana”, proclamaba el empresario. Y es que la delantera se sumaba a un proyecto ambicioso. No en vano, el OL era el actual campeón de la Champions femenina y aspiraba a repetir título. “Sentí que tenía que seguir mi instinto y mi instinto me decía que necesitaba explorar algo nuevo para seguir evolucionando como jugadora. También buscaba un nuevo desafío”, confesaba Morgan. En Lyon, Alex Morgan se encontró con un elenco de estrellas como la capitana de la selección alemana Dzsenifer Marozsán, la japonesa Saki Kugamai, la propia Seger, la noruega Ada Hegerberg o las mejores jugadores de Francia, campeonas de la liga gala desde hacía nueve años.

 

 

Debutó en la División 1 Féminine 2016-17 el 14 de enero en una victoria por 3-0 contra el En Avant de Guingamp y dio dos asistencias. Durante un partido contra el ASPTT Albi el 17 de marzo, marcó un doblete en la segunda parte para ayudar a levantar al equipo a una victoria por 5-0. El 7 de mayo, marcó un doblete durante la victoria del equipo por 9-0 contra el ASJ Soyaux, tras la cual el club se proclamó campeón de liga por novena temporada consecutiva. Anotó cinco goles en sus ocho apariciones durante la temporada regular. El 12 de marzo, Morgan marcó un triplete contra el Rodez para llevar al Lyon a una victoria por 6-0 y pasar a las semifinales de la Copa de Francia. Marcó cuatro goles y dio dos asistencias durante la semifinal contra el Hénin-Beaumont, ¡tres de los cuatro se produjeron en un intervalo de diez minutos! El Lyon ganó la Copa tras una tanda de penaltis el 19 de mayo. Morgan no jugó durante la final de la Copa de Francia debido a una persistente lesión en los isquiotibiales sufrida durante un partido contra el París Saint-Germain.

Morgan debutó en la Liga de Campeones Femenina de la UEFA 2016-17 en el partido de ida de los cuartos de final, el 23 de marzo, durante la victoria del equipo por 2-0 ante el VfL Wolfsburgo. El 1 de junio, fue titular en la final de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA 2017, pero fue sustituida a los 23 minutos por la lesión en los isquiotibiales. El Lyon ganó el partido tras una tanda de penaltis. Tras la final de la Liga de Campeones, el Orlando Pride anunció la repatriación de Morgan el 21 de junio de 2017, renunciando a Christina Burkenroad para hacerle sitio en la lista de 20 jugadoras. Tras recuperarse de la lesión en los isquiotibiales que sufrió en la final, Morgan hizo su regreso competitivo con Orlando el 1 de julio contra Chicago Red Stars.

 

 

“Desde un punto de vista futbolístico, he cumplido los objetivos que me había fijado cuando fui al Lyon. Estoy muy agradecida por la oportunidad de haber jugado en el Lyon y siempre estaré agradecida por esa oportunidad”, dijo Morgan en un comunicado. La atacante de 28 años formó parte de un equipo que logró ganar Liga, Champions y Copa de Francia por segunda temporada consecutiva. Marcó 12 goles en 16 partidos y su única espina clavada fue la lesión que sufrió en la final de la Liga de Campeones, viéndose obligada a retirarse del campo a los 23 minutos.
Sin embargo, Alex deseó permanecer en Orlando, la ciudad donde se encuentran su esposo y su perro, Blue. «Soy muy feliz allí, es mi casa». Tras acabar la temporada en Francia, regresó a Estados Unidos para contribuir, junto a la brasileña Marta, a la clasificación para los play-offs. A falta de dos jornadas, Orlando Price era cuarto y Morgan anotó ocho tantos en sus diez apariciones. Con la liga francesa ya empezada (el Lyon arrancó con victoria por 7-0 frente al Rodez), decidió finalizar su contrato y continuar la lucha por el título norteamericano.

En Francia, además de cumplir el sueño de Jean-Michel Aulas (le insistió durante un año por Twitter hasta que consiguió su fichaje), ganó 25.000 euros semanales y participó en un reality.

 

 

La segunda aventura europea en Londres

El 12 de septiembre de 2020, Morgan firmó con el equipo de la FA Women’s Super League inglesa, el Tottenham Hotspur. Su contrato se establecía desde septiembre hasta diciembre de 2020, con una opción para ampliar el acuerdo hasta el final de la temporada 2020-21 de la FA WSL en mayo de 2021. A diferencia de los dos equipos de Manchester, el Chelsea o el Arsenal, los Spurs no eran uno de los grandes de la WSL, ni de la Copa de Europa.

Morgan, con un segundo Mundial en sus vitrinas conseguido en 2019, luchó por estar en forma desde que llegó a Inglaterra, citando un “pequeño contratiempo con su rodilla” como la razón por la que tardó en debutar en la WSL hasta la quinta semana después de su firma, el 7 de noviembre de 2020, saliendo del banquillo en el minuto 65 durante el empate de los Spurs con el Reading (1-1).

La delantera llevaba más de un año sin jugar al fútbol profesional, después de dar a luz a su hija, Charlie, unos seis meses antes. En septiembre de 2020 fichó por los Spurs en calidad de cedida por el Orlando Pride de la NWSL, con el fin de recuperar su forma física de cara a los retrasados Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

 

 

Sin embargo, su vida en Inglaterra no empezó de la mejor manera. Mientras Morgan se aclimataba a su nuevo entorno, los Spurs tuvieron serios problemas. El club consiguió ganar ninguno de sus siete primeros partidos de la WSL, y la última vez fue derrotado por su rival del norte de Londres, el Arsenal, en la tanda de penaltis de la Copa de Europa. Morgan salió del banquillo en ese partido, pero falló el penalti decisivo, que a su vez dio la victoria a los Gunners. Como consecuencia de la mala racha de los Spurs, el club despidió a los entrenadores principales Karen Hills y Juan Amorós, y nombró a la ex asistente del entrenador de los Leones, Rehanne Skinner, como su sustituta. Sin embargo, Skinner tuvo que esperar hasta el primer fin de semana de diciembre para dirigir su primer partido, ya que el fútbol femenino se encontraba en plena pausa internacional tras el éxito del Women’s Football Weekend.

Marcó su primer gol con el club el 6 de diciembre de 2020, un penalti en el minuto 84 en una victoria por 3-1 sobre el Brighton & Hove Albion, la primera victoria de los Spurs en la liga de la temporada. La semana siguiente, Morgan marcó su segundo penalti en otros tantos partidos en la victoria de los Spurs por 3-1 ante el Aston Villa. El 21 de diciembre, después de poco más de tres meses y 5 partidos disputados, el Tottenham Hotspur anunció que Morgan terminaría su contrato con el club y regresaría a Estados Unidos, poniendo así punto final a su periplo europeo de forma definitiva.

La futbolista quiso dedicar unas palabras de despedida en la página oficial del club inglés: “Estaré eternamente agradecida al club, a mis compañeros y a la afición de los Spurs por cuidar tanto de mí y de mi familia”. Además, quiso agradecer la gran acogida y la oportunidad que le brindó el Tottenham: “Tan pronto como llegué a Londres, me di cuenta de que formaba parte de un club de primer nivel, lo que me dio la oportunidad de volver a sumergirme en el deporte que amo”.