Pelé, Romário y los más de 1.000 goles del brasileño Túlio Maravilha

 

El delantero brasileño Túlio siempre será recordado en Argentina por haber eliminado a la albiceleste con un gol con la mano en la Copa América de 1995, pero también por haber sido autoproclamado como el tercer jugador brasileño en haber superado la mítica cifra de 1.000 goles tras Pelé y Romário.

 

 

A los 44 años de edad Túlio Maravilha colgó las botas después de pasar por 49 clubes diferentes (no siempre profesionales), y llegar a la mítica cifra de los 1.000 goles, según sus propias palabras y sin poder ser contrastadas. Es más, equipos como el Sion o Ujpest han puesto en duda sus registros.

Túlio Maravilha estaba desempleado, sin vínculos con ningún club profesional y entrenaba en una academia de Goiana para mantenerse en forma, cuando fue acogido por el Araxá, que veía la operación como una gran acción de marketing. En su presentación desveló que portaría la camiseta 999, el mismo número que los goles que había acumulado en su carrera. El gol número 1.000 lo anotó con ante el Mamoré de la Segunda División Mineira el sábado 8 de febrero de 2014. El gran objetivo de su carrera, por fin se cumplía.

El retorno con 49 años para intentar superar la cifra

Después de llegar a su objetivo con 44 años llegó el momento de despedirse del fútbol… o eso parecía, por qué a sus 49 años fichó por el Clube Atlético Taboão como jugador-entrenador para superar su registro (y lo hizo), jugando junto a su hijo Tulinho. “Este es un reto más en mi carrera. Estoy muy feliz y espero tener el éxito que tuve en mis otros clubes”, señaló luciendo su camiseta con el número 1000 en la espalda.

 

 

El Clube Atlético Taboão, fundado en 1985, se ubica en el municipio homónimo del interior de São Paulo y se ha caracterizado últimamente por contratar jugadores veteranos. En 2015, Viola, delantero brasileño que ganó el Mundial de 1994, era la estrella del plantel a sus 46 años.