viernes, septiembre 30, 2022

El mítico caño de Romário a Maradona en la Copa América de 1989

 

Romário realizó un mítico caño a Maradona en un partido perteneciente al cuadrangular final de la Copa América de 1989. Brasil y Argentina se enfrentaban un miércoles 12 de julio 1989 en el Estadio Jornalista Mário Filho (Maracanã) de Río de Janeiro ante 89.608 espectadores.

El entrenador argentino Carlos Bilardo afrontaba un proceso de renovación, combinando las glorias del Mundial 86 con las nuevas promesas durante esa Copa América en Brasil de 1989, la primera en esas tierras después de 40 años. Maradona y compañía venían de dejar su portería a 0 en 4 partidos, y se enfrentaban a un deslucido equipo local dirigido por Sebastiao Lazaroni, que apenas se había colado entre los 4 finalistas gracias a los goles de uno de sus ases, Bebeto, que junto a su entonces compañero Romário prometían ir a por todo en el cuadrangular final. No hay que olvidar que los brasileños no ganaban aquella competición desde su última conquista en 1949.

 

 

Aquel 12 de julio, el entonces enorme Maracaná estaba abarrotado por más de 110.000 personas para presenciar el Superclásico sudamericano. Bilardo jugó su juego excluyendo de la formación titular a Claudio Caniggia, quien justamente había hecho los únicos dos tantos que le dieron el lugar en la fase final. Y le salió bien en el primer tiempo, aunque los locales dominaron cómodamente el desarrollo del partido no pudieron marcar. Argentina era lo que un apagado Diego Maradona y algo de Jorge Burruchaga lograran armar para llegar hasta el joven arquero Taffarel.

 

 

Pero apenas reiniciado el partido, la «torcida» explotó. Solamente dos minutos y Bebeto recogió de Romário para sacar un zurdazo espectacular que se metió en el ángulo del arco de Nery Pumpido. Y siete después, a los nueve, José Luis Brown despejó mal y le sirvió el segundo nada menos que a Romário, que definió ante el arquero argentino.

Bilardo puso entonces a Caniggia, pero era un poco tarde. Argentina ya se cayó al suelo, con su típica apatía del momento. Y Brasil pudo haber aumentado, pero no tuvo puntería. Aun así, los de Lazaroni ganaban 2 a 0 con autoridad y dejaban atrás críticas y desconfianza de la gente para empezar a encaminar su objetivo, que lograrían días después, primero goleando a Paraguay con trabajo de la dupla dorada y el 16 de julio, justo el aniversario del Maracanazo, derrotando a Uruguay con gol de Romário.

Justo en aquel mítico partido ante Argentina, Romário maravilló a la grada realizando un inolvidable caño a su gran amigo Diego Armando Maradona que quedó para la historia.