viernes, diciembre 2, 2022

Mengistu Worku, el One Club Man de Etiopía

 

Mengistu Worku, fue uno de los mejores futbolistas etíopes de todos los tiempos junto a Luciano Vassalo y Ydnekatchew Tessema, además de convertirse en uno de los One Club Man más populares de África en las filas del Saint George FC, donde empezó a jugar a los 16 años.

Worku, considerado como uno de los 100 mejores africanos del siglo XX, fue internacional 98 veces con la selección nacional de Etiopía, marcando 61 goles. Desempeñó un papel fundamental para que Etiopía ganara su única Copa Africana de Naciones, cuando se celebró la tercera edición en 1962. Como jugador, Mengistu participó en 6 torneos de la Copa Africana de Naciones (1959-1970) y marcó 10 goles.

 

 

Después de retirarse como jugador, se dedicó a entrenar, donde ejerció como director de St. George, Ethiopian Airlines y EEPCO, entre otros, y es el último entrenador etíope que llevó a un equipo a la Copa Africana de Naciones, fue en Libia el año 1982.

Mengistu nació en Adís Abeba​​ el año 1940, era un jugador completo. Sabía regatear y pasar balones con precisión. Su pie izquierdo era tan letal como el derecho, y tenía una capacidad de salto y cabeceo increíble para un jugador que no era tan alto. Un guerrero intrépido, que sacrificaba su cuerpo y que a menudo era víctima de las feroces entradas de los defensores que no podían controlarlo.

 

 

Debutó con el Saint-George SA en 1957 y permaneció en el club durante toda su carrera. Mengistu recibió numerosas ofertas para jugar profesionalmente en equipos de la Serie A italiana y de Francia, así como en el Zamalek egipcio, pero, al igual que la anterior leyenda y el entrenador Ydnekatchew, rechazó todas las ofertas y se quedó en Etiopía llevando la característica “V” del Saint George en el pecho. Mengistu llevó el número 8 durante toda su carrera en el club y en la selección nacional.

Su carrera internacional comenzó en 1958 y terminó en 1970. Durante la Copa Africana de Naciones de 1962, Mengistu marcó dos goles en la final de la tercera copa africana contra Egipto, cuando Etiopía ganó su único gran trofeo hasta la fecha. El etiope además terminó como máximo goleador de ese torneo con cuatro goles. Su mayor decepción tuvo lugar en la 7ª Copa de Naciones Africanas, celebrada en Sudán, en la que Etiopía quedó última de su grupo. Aun así, consiguió marcar tres goles, los únicos goles etíopes en ese torneo. Mengistu jugó dos años más con el Saint George, y se retiró en 1972. Es el séptimo máximo goleador de la historia de la Copa Africana de Naciones, con diez goles, y es considerado como uno de los 100 mejores africanos del siglo XX.