jueves, diciembre 8, 2022

«The Juninhos» en el Vasco da Gama de las estrellas

 

El mayor francotirador que ha conocido el fútbol, Antônio Augusto Ribeiro Reis Júnior, más conocido como Juninho Pernambucano coincidió con Oswaldo Giroldo Júnior, más conocido como Juninho Paulista, entre 2000 y 2001 en un Club de Regatas Vasco da Gama plagado de estrellas.

Fue durante aquel periodo cuando nacieron los «sobrenombres diferenciadores» de ambos centrocampistas, como así contó Oswaldo posteriormente en una entrevista, «lo hablamos con Antônio en el vestuario al principio de temporada. Decidimos que yo iba a ser Juninho Paulista, ya que yo era de São Paulo, y él, Juninho Pernambucano porque él era de Recife, que es la capital del estado de Pernambuco». Algo que siguió siendo válido posteriormente cuando ambos jugadores coincidían en las convocatorias de la «canarinha».

 

 

Entre 2000 y 2001 en las filas de Vasco podíamos encontrar a grandes jugadores que hicieron soñar a los aficionados del Vascão a lo grande: Romário, Edmundo, Junior Baiano, Viola, Gilberto, Donizete, Felipe o Bebeto, entre otros.

 

 

El año 2000 consiguieron la Copa João Havelange (Campeonato Brasileño de Fútbol), la Taça Guanabara, el Torneo Río-São Paulo, la Copa Mercosur y los subcampeonatos de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, del Campeonato Carioca y la Taça Río. No hay que olvidar la relevancia de la consecución del campeonato de la Serie A brasileña, ya que supuso el cuarto título en su historia, repitiendo las proezas de 1974, 1989 y 1997.

 

 

En 2001, con la llegada de Bebeto y la marcha de Edmundo y Donizete, consiguieron el subcampeonato carioca, y la victoria en la Taça Río.

 

 

La mágia de los Juninhos se acabó escapando del São Januário Stadium

Juninho Paulista acumuló hasta 47 partidos y 13 goles con Vasco da Gama entre el 2000 y 2001, mientras que Juninho Pernambucano (2 años más joven) 50 partidos y 11 goles, pero en su caso desde el año 1995 al 2001.

 

 

Posteriormente a su último periodo compartiendo vestuario, Juninho Pernambucano fichó por el Olympique de Lyon de la Ligue 1 francesa donde acabaría siendo considerado leyenda, mientras que Juninho Paulista volvió a la disciplina del Atlético de Madrid, a pesar del interés de Vasco da Gama por hacerse con su traspaso. El conjunto carioca intentó por todos los medios hacerse con su traspaso, incluso ofreciendo a Edmundo y Felipe como intercambio, finalmente el jugador volvió a la disciplina del conjunto del Manzanares, para volver a ser cedido, aquella vez al Flamengo. «Creemos que Edmundo y Felipe son las mejores monedas de cambio que tenemos para negociar con el Atlético y poder adquirir de manera definitiva los servicios de Juninho», palabras de Roberto Garófalo, portavoz del Vasco.

 

 

Futre, director deportivo del Atlético, rompió las esperanzas del conjunto brasileño, «¿que eso lo dice un portavoz del Vasco?» preguntó. «No es cierto. Nadie se ha dirigido al Atlético. Juninho está cedido hasta el 30 de junio y nosotros en ningún momento nos hemos planteado que pueda venir un jugador como Edmundo». En la prensa de la época se comentaba que el Atlético de Madrid solo hubiera negociado si en la operación se incluía a Juninho Pernambucano, algo que nunca estuvo sobre la mesa para el Vasco da Gama.