Sebastiano Rossi, el gigante de los récords en Serie A

 

Sebastiano Rossi no solo fue guardameta del AC Milan durante 12 largos años, sino también uno de los mejores de la historia de la Serie A, pese a su irregularidad que le costó el apodo del «ascensore umano», y el hecho de no haber sido convocado nunca por la absoluta. Prueba de ello es que se tuvo que esperar hasta el 20 de marzo de 2016 para ver superado uno de sus dos récords de imbatibilidad. El culpable fue el campeón del mundo Gianluigi Buffon.

Este gigante de 1,98 m de la vieja escuela sufría de escaso juego de pies, pero lo combatía con su altura, agresividad y agilidad, siempre con seguridad y sin descuidar el dominio del área, su territorio. Era un arquero al que poco le importaban las críticas, que en ocasiones llegaban debido a su carácter volátil, arrogante y controvertido, pero también por su tendencia a cometer ocasionalmente costosos errores para sus equipos. Quizás esto fue lo que más pesó para no ser convocado nunca con la selección italiana, a pesar de mantener una trayectoria en Serie A durante 21 años y 346 partidos. Números de leyenda.

 

 

Nunca el fútbol callejero favoreció tanto a nadie como a «Seba»

Sebastiano nació el 20 de julio de 1964 en la ciudad de Cesena, donde creció. Vivía con su familia muy cerca del Estadio Dino Manuzzi donde pasaba largas jornadas jugando con sus amigos a fútbol callejero. Casualmente muy cerca vivía Piero Sarti, el legendario secretario técnico del Associazione Calcio Cesena, que un día se acercó a él y le dio una nota en mano que decía: «Preséntate en el campo». Y así fue como «Seba» con tan solo 8 años se enroló a las categorías inferiores del Cesena.

Su debut con el primer equipo llegó en 1980. Ese año el equipo se disputaba el ascenso a Serie A, en Messina, y fue el entonces entrenador de los bianconeri, «Maciste» Bolchi, quien le dio su primera oportunidad, aunque no continuidad.

 

 

Su debut en Serie A tuvo que esperar unos años, aunque finalmente llegó un 13 de septiembre de 1987, en el partido Cesena – Nápoles. Sus cesiones entre 1982 y 1986 en conjuntos menores como el Forli, el Empoli y el Rondinella lo foguearon y lo perfeccionaron, en especial en el aspecto psicológico.

 

 

La llegada a la que sería su casa durante 12 largos años, San Siro

Tras cuatro buenos años llegó la oportunidad de su vida cuando el todopoderoso Milan lo incorporó el verano de las «Notti magiche», es decir la temporada 1990/91. El entrenador de aquel Milan era Arrigo Sacchi, un viejo conocido de «Seba» con el que en 1982 ganó el campeonato nacional con el Primavera del Cesena.

 

 

Su debut rossonero se remonta al 24 de marzo de 1991, en el derbi de la Madonnina. «Seba» se fue del campo invicto, el Milan ganó el partido 1 a 0, con gol del bombardero Marco van Basten. Rossi debutó en la Copa de Europa unos días antes de su estreno, el 20 de marzo de 1991, en una noche maldita para los rossoneri. El partido era un Marsella – AC Milan. Fue una noche que le costó cara al Milan, ya que fue descalificado del fútbol europeo durante un año por la decisión de Galliani de hacer salir a todos sus jugadores del campo por una avería en el sistema de iluminación del estadio francés…

La temporada siguiente hubo un cambio en el banquillo del Milan, llegó Fabio Capello, era la temporada 1991/92. Sebastiano Rossi ganó el primer Scudetto de su carrera. La temporada siguiente, 1992/93, terminó de la misma manera que la anterior, ganando, esta vez su segundo Scudetto además de la Supercoppa de Italia.

 

 

En la temporada 1993/94, «Seba» alcanzó unos resultados fantásticos, sus atajadas estaban presentes en todas las grandes victorias. Fue esa temporada cuando firmó su primer récord de imbatibilidad en la Serie A, superando a su ídolo Dino Zoff, con 11 partidos, del 12 de diciembre de 1993 al 27 de febrero de 1994, manteniendo su portería a cero durante 929 minutos consecutivos (26 más que Zoff) antes de ser batido por un gol de larga distancia de Igor Kolyvanov, de la U.S. Foggia. Gianluigi Buffon el 20 de marzo de 2016, superó en 45 minutos el récord de Sebastiano.

El mayo de ese mismo año, ganó la Copa de Campeones, en el partido definido por todos los aficionados «rossoneri» como el partido del siglo: ¡Milán – Barcelona 4-0! Posteriormente también ganó la Supercopa de Italia.

La temporada siguiente, 1994/95, ganó la Supercopa de Europa, en un doble enfrentamiento con el equipo inglés Arsenal, mientras que su cuarto Scudetto llegó la temporada 1995/96.

 

 

En la temporada 1996/97, Oscar Washington Tabarez cogió las riendas de la dirección técnica del AC Milan, pero fue relevado a principios de diciembre de 1996 por Arrigo Sacchi. Al año siguiente volvió Fabio Capello, la temporada es 1997/98, y con él llegó el cambio en la portería, Taibi ocupó el lugar de Sebastiano durante la primera mitad de la temporada. El resultado de la elección fue catastrófico, tanto que Capello devolvió a «Seba» al once titular para la disputa de la segunda mitad de la temporada.

 

 

La temporada 1998/99, «Seba» ganó su quinto campeonato, solamente Zoff ganó uno más que él a lo largo de toda su carrera. Ese año llegó Zaccheroni para entrenar a los rossoneri, y el Milan ganó el Scudetto por un punto a la Lazio, «Seba» fue decisivo en sus 13 partidos disputados, en especial al haber parado diversos penaltis que a la postre significaron muchos puntos.

La temporada siguiente, la 1999/2000, el entonces entrenador del AC Milan, Zaccheroni, decidió utilizar al joven Abbiati, que fracasó sobre todo en los partidos más delicados, donde se necesitaba más clase y experiencia. Weah, Rossi y Boban fueron víctimas del carácter del técnico Zaccheroni.

 

 

En la temporada 2000/2001, el mal ambiente se había desmadrado en el vestuario y Zaccheroni fue finalmente relevado por decisión del presidente Silvio Berlusconi. Cesare Maldini llegó al banquillo rossonero, flanqueado por un joven segundo conocido por la afición de San Siro, el mítico Tassotti. «Seba» recuperó la titularidad y fue uno de los actores principales de la goleada al Inter por 6-0.

Al año siguiente, el Milan eligió al entrenador turco Fatih Terim para la temporada 2001/2002. También fue relevado durante la temporada y fue sustituido por Carlo Ancelotti. «Seba» jugó algunos partidos de la Coppa Italia y de la Copa de la UEFA. Al final de la temporada su contrato no fue renovado.

 

 

La temporada 2002/2003, «Seba» fue tentado por el nuevo proyecto del Perugia en Serie A con un gran contrato, el cual aceptó sin dudar y con mucho entusiasmo. Fue una temporada muy positiva para Sebastiano, que a pesar de algunas lesiones musculares consiguió un nuevo récord, ser el portero con más temporadas disputadas (de 1994 a 2016) con menor porcentaje de goles encajados por partido. Logro que a día de hoy aún no ha sido superado.

Con este enésimo logro en su carrera, Rossi demostró de qué estaba hecho; desmintiendo a los más obtusos que afirmaban que los anteriores récords de imbatibilidad solamente se habían conseguido gracias a tener delante a la muralla «rossonera» capitaneada por Baresi y Maldini. Su temporada, la del retiro, con el Perugia fue extraordinaria, logrando así el derecho a participar en la Intertoto para obtener una plaza en la Copa de la UEFA.