Los otros grandes atacantes brasileños de los años 90

 

Competir contra Romário, Ronaldo, Rivaldo, Bebeto o incluso contra un jovencísimo Ronaldinho, por hacerse un hueco en el once titular de la selección de Brasil de los años 90 era prácticamente imposible. El hecho de haber coincidido con esa irrepetible generación de jugadores marcó de por vida a una serie de atacantes brasileños con un talento y potencial enorme, que hoy en día no tendrían problema ninguno para hacerse un hueco en la zona ofensiva titular de Brasil junto a los Neymar, Firmino o Coutinho.

Y a esta lista de grandes jugadores, no nos olvidemos de sumar a Careca, que siguió compitiendo con la “canarinha” hasta 1993, o del fallecido Dener Augusto al que solo pudimos disfrutar hasta 1992 y que prometía estar a la altura de Ronaldo Nazário en su primeriza etapa.

 

 

Fue sin duda alguna la mejor hornada de jugadores ofensivos de la historia reciente de Brasil, sucesores (o incluso mejores) que los 5 diez del Mundial de 1970. Una generación que posteriormente solamente encontró relevo progresivo y generacional en las figuras de Adriano, Kaká, Robinho y Ronaldinho ya en plena madurez, y a los que podríamos añadir a Juninho Pernambucano, que a pesar de destacar en los 90, no debutó con la absoluta brasileña hasta 1999 y explotó en el Olympique de Lyon en la década de los 2000 o el propio Hulk.

A continuación nombramos los que para nosotros fueron los otros grandes delanteros brasileños de los 90, unos segundones de auténtico lujo.

 

Álex

Alexsandro de Souza, más conocido como Álex (14 de septiembre de 1977, Curitiba, Brasil) jugaba como mediapunta y fue uno de los talentos innatos más espectaculares que dio Brasil, aunque siempre con un rendimiento con grandes altibajos. En 1999 fue nombrado por la IFFHS como máximo goleador a nivel mundial.

Se convirtió en el capitán del Fenerbahçe, el equipo donde consiguió enamorar eternamente a la afición de Kadıköy tras la marcha de los capitanes Ümit Özat al 1. FC Colonia y Tuncay Şanli al Middlesbrough FC. En Turquía ganó 3 ligas, 2 Supercopas y una Copa. A lo largo de su carrera también jugó con el Coritiba FBC, SE Palmeiras, Flamengo, Parma FC y Cruzeiro.

Con la selección brasileña llegó a disputar 48 partidos, anotando 12 goles y se proclamó campeón de la Copa América de 2004 en Perú.

 

 

Denílson

Denílson de Oliveira Araújo inició su carrera en el São Paulo FC. Fue considerado como uno de los grandes fichajes de la liga española cuando en la temporada 1998-99 se convirtió en el fichaje más caro del mundo hasta la fecha al firmar con el Real Betis Balompié, pero su poco acierto de cara al gol y su irregularidad lo convirtieron en una de las promesas fallidas más llamativas. A pesar de ello, su mejor época fue vistiendo la camiseta verdiblanca, yéndose a Francia en la temporada 2005-06 a seguir su carrera, concretamente al FC Girondins de Burdeos, donde tampoco tuvo mucha suerte. Ya, en 2000 fue cedido por el Real Betis Balompié al Clube de Regatas do Flamengo para disputar el campeonato brasileño de ese año, regresando de nuevo al conjunto bético en 2001. Tras acabar contrato con el conjunto francés en 2006, Denílson jugó una temporada en el Al-Nasr de Arabia Saudita. Posteriormente paso a las filas del FC Dallas, de Estados Unidos. El 12 de febrero de 2007 firma contrato con el Sociedade Esportiva Palmeiras de Brasil. Con este equipo se proclama campeón del Campeonato Paulista en su primer año. En 31 de enero de 2009 firma contrato con el Itumbiara Esporte Clube de Brasil. A principios de junio de 2009 ficha por el Xi Mang Hai Phong de Vietnam, tras tres semanas en el club decide poner fin a su carrera por las lesiones que sufre. En su periplo asiático solo jugó medio partido y anotó un gol. El 2 de febrero de 2010 ficha por el Kavala Griego por un periodo de 18 meses, volviendo así de su retiro.

 

 

Leonardo

Leonardo Nascimento de Araújo nació en Niterói, Brasil, un 5 de septiembre de 1969. Con sólo 17 años empezó en el Flamengo de Rio de Janeiro. Conquistó una liga. En 1990 fichó por el São Paulo. Su magnífica zurda y su polivalencia (extremo, lateral, mediocampista) lo llevaron hasta el Valencia CF en 1991. Allí pasó dos años, con 71 partidos jugados y seis goles marcados. En el 93 regresó al São Paulo, y entre otros méritos, destaca su victoria en la Intercontinental frente al Milan. El zurdo se marchó al Kashima Antlers de Japón en el 94, y allí pasó dos años (49 partidos y 30 goles). En 1996 fichó por el Paris Saint Germain (32 partidos, 7 goles) y al año siguiente, se marchó al AC Milan. Del 97 al 2001 defendió la camiseta rossonera y disputó 96 partidos, marcando 22 goles. Volvió una temporada más al São Paulo y otra al Flamengo. La temporada 2002-2003 retornó a San Siro, si bien sólo jugó un partido. Con la selección, sumó 60 apariciones y 8 goles. Su palmarés es envidiable: Un Mundial, una Copa América, una Intercontinental, dos ligas brasileñas, una italiana, una liga japonesa…

 

 

Edmundo

Edmundo Alves de Souza Neto (nacido el 2 de abril de 1971), más conocido simplemente como Edmundo, jugaba como delantero centro. Apodado como “El Animal”, Edmundo jugó con la selección brasileña en la victoriosa Copa América de 1997 y en el Mundial de 1998, donde quedaron en segundo lugar. Con el Palmeiras brasileño, ganó la Serie A del Brasileirão dos veces consecutivas, en 1993 y 1994, mientras que con el Vasco da Gama ganó la edición de 1997, marcando 29 goles; también pasó por la Fiorentina de Italia y diversos equipos de Japón. Memorable su gol en el Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA disputado en Brasil el año 2000, ganando al Manchester United en la final. Una figura futbolística talentosa pero controvertida, que llamó la atención tanto por su habilidad, como por su comportamiento volátil, tanto dentro como fuera del campo. Gran complemento de Romário.

 

 

Mário Jardel

Mário Jardel de Almeida Ribeiro, nacido el 18 de septiembre de 1973, destacaba sobre todo por su colocación en el campo y su capacidad de remate de cabeza. Fue una leyenda en Grêmio, siendo una pieza importante en el equipo que ganó la Copa Libertadores de 1995. Gracias a su excepcional capacidad de colocación, fue capaz de convertirse en uno de los delanteros más prolíficos de Europa (Bota de Oro en 2 ocasiones) durante su etapa en el Oporto, el Galatasaray y el Sporting CP, con los que marcó 206 goles en 274 partidos.

Tras dejar el Sporting CP en 2003, a los 29 años, Jardel tuvo una sucesión de breves e infructuosas etapas en clubes de Inglaterra, Italia, España, Chipre, Bulgaria, Argentina y Australia. Luego jugó en varios clubes menores de Brasil antes de retirarse en 2011. Jardel debutó con la selección brasileña de fútbol en 1996, disputando un total de 10 partidos y siendo seleccionado para la Copa América de 2001.

 

 

“Giováne” Élber

Élber Galinda de Souza nacido en Londrina, Estado de Paraná, Brasil, un 23 de julio de 1972 jugaba de delantero y su primer equipo fue el Tubarão, posteriormente sería fichado por el Londrina y este lo vendería al AC Milan, equipo en el que nunca debutaría y pasaría todo su contrato cedido en el Grasshopper-Club Zürich, para después dar el salto a la Bundesliga, en primera instancia con el Stuttgart y posteriormente con el Bayern donde se convertiría en leyenda bávara. Es el tercer máximo goleador extranjero de la Bundesliga con 133 goles, superado por el peruano Claudio Pizarro con 196 goles y por Robert Lewandowski. Cerraría su carrera en el Olympique Lyonnais francés de la Ligue 1.

 

 

Márcio Amoroso

Criado por los guaraníes, Amoroso pasó prácticamente su carrera en el extranjero. Sus etapas más exitosas fueron en el Udinese, cuando fue máximo goleador del Calcio, con 22 goles, en la 98/99 y en el Borussia Dortmund, con el que fue campeón y máximo goleador del campeonato alemán en 2002. En 2005, llegó a São Paulo para reeditar el dúo con Luizão, exitoso en los tiempos de los bugrinos. Con el Tricolor, ganó la Copa Libertadores y el Mundial Interclubes. Antes de su salto a la Serie A fue pretendido seriamente por el FC Barcelona para relevar a Ronaldo, aunque finalmente su precio de mercado fue al alza y el club culé desistió. Fue internacional con la selección de fútbol de Brasil. Disputó 20 partidos anotando 10 goles.

 

 

Giovanni

Giovanni Silva de Oliveira nació el 4 de febrero de 1972 en Abaetetuba, Brasil. Debutó como profesional en 1990 en el Taça Luz, para después al Tuna Luso (1992), al Remo (1993), al Paysandú (1993) y al Saocarlense (1994). Luego se incorporó al Santos en 1994, donde estuvo hasta 1996 (siendo Pelota de Oro brasileño en 1995), año en el que llegó al FC Barcelona y consiguió hacerse con una titularidad intermitente en la selección de Brasil, que le permitió disputar el Mundial de Francia de 1998. En 1999 llegó al Olympiakos griego, donde estuvo hasta 2005. Luego estuvo de nuevo en el Santos (2005), más tarde en el Al Hilal saudí (2006), regresó a Grecia para jugar en el Ethnikos (2006-2007) y sus tres últimos equipos fueron brasileños: el Sport Club Recife (2007), el Mogi Mirim (2008-2009) y el Santos (2010). En su palmarés tiene dos Ligas, dos Copas del Rey, una Supercopa de España, una Recopa y una Supercopa de Europa con el Barça; cinco Ligas y una Copa griegas con el Olympiakos y una Copa de Brasil y un campeonato paulista con el Santos. Con Brasil jugó 20 partidos y marcó seis goles. Ganó una Copa América (1997) y fue subcampeón del mundo (1998).

 

 

Sávio Bortolini

Sávio Bortolini Pimentel (Vila Velha, Espírito Santo, 9 de enero de 1974) es un exfutbolista brasileño. Jugó de mediapunta por la izquierda. Debutó en el Flamengo, y sus mayores logros como futbolista los consiguió en el Real Madrid, para después acabar deambulando por clubes como el Girondins, Zaragoza, Real Sociedad, Flamengo, Levante, Desportiva Capixaba y Anorthosis. Su club de retiro fue el Avaí de Brasil en 2010. Fue internacional con la Selección de fútbol de Brasil en 37 ocasiones, anotando 8 goles. Medalla de bronce en las Olimpiadas de Atlanta ’96.

 

 

Djalminha

Djalma Feitosa Dias (nacido el 9 de diciembre de 1970), conocido como Djalminha fue un mediapunta dotado de una magnífica habilidad y capacidad técnica a la altura de las mayores leyendas de Brasil. Jugó, entre otros, para Flamengo, Palmeiras y Deportivo de La Coruña. La dura competencia en Brasil en el puesto de centrocampista ofensivo, unida a su temperamento un tanto difícil, le limitó a solamente 14 convocatorias internacionales en seis años, la gran mayoría de ellas durante su estancia en el Deportivo. “O Mago” formó parte del equipo que ganó la Copa América de 1997, y de la selección de Brasil que jugó en Le Tournoi, también en 1997. Djalminha iba a ser convocado para la Copa Mundial de la FIFA 2002, pero finalmente no fue elegido por Luiz Felipe Scolari tras su incidente con Irureta días antes del anuncio de la convocatoria definitiva, perdiendo su puesto en favor de Kaká.

 

 

Sonny Anderson

Sonny Anderson empezó a jugar en el Vasco de Gama de Brasil, pero fue jugando en el Guaraní cuando da el salto a Europa firmando por el Servette en Suiza. En enero de 1994, después de dos años en Suiza, es contratado durante el mercado invernal por el Olympique de Marsella, en el que apenas militó seis meses, debido a que el club fue descendido de categoría y se vio obligado a desprenderse de la mayoría de sus jugadores, por lo que es traspasado al AS Monaco al terminar la temporada. Permanece tres temporadas en el club monegasco, donde en su tercera campaña (1996/97), llega a ser campeón de la liga francesa y máximo goleador de la competición. En la temporada 1997/98, el F.C. Barcelona pagó 3000 millones de pesetas por su traspaso, buscando en él, al sustituto del crack brasileño Ronaldo, por el que el Inter de Milán había pagado su cláusula de rescisión de 4000 millones. En las dos temporadas que pasa en Can Barça, jugó 55 partidos y marcó 21 goles, logrando sendas ligas y una Copa del Rey, pero el fichaje de Patrick Kluivert en su segunda temporada, provoca que en 1999 sea traspasado al Olympique de Lyon.

En su vuelta a Francia, Anderson marca 87 goles en 150 partidos y vuelve a proclamarse campeón de la liga francesa, convirtiéndose en un jugador emblemático y un ídolo para la afición de Lyon, donde permanece cuatro temporadas hasta 2003, para después fichar por el Villarreal CF donde disputa una temporada anotando 12 goles, antes de marcharse a jugar a Catar para terminar su carrera.

 

 

Juninho Paulista

Oswaldo Giroldo Júnior, más conocido como Juninho Paulista empezó a destacar en modestos equipos de su ciudad natal. En 1993 inició su carrera profesional en el Sao Paulo FC, con quien ganaría numerosos títulos, tanto nacionales como internacionales. En 1995 da el salto a Europa para jugar con el inglés Middlesbrough FC. El conjunto acababa de subir a la Premier y pronto el brasileño se convirtió en futbolista estrella de los “Teessiders”. Llegó a dos finales en 1997, perdiendo ambas. El verano de 1997 el Middlesbrough desciende y Juninho marcha al Atlético de Madrid. No tuvo tanta suerte en el conjunto español. Sufrió numerosas lesiones y no dio el esperado de su alto fichaje (12 millones de libras). Enseguida, el Atlético lo cedió varias veces, el Middlesbrough, el Vasco de Gama y el Flamengo. La temporada 2002/2003, el brasileño retorna por tercera vez al Middlesbrough, traspasado del Atlético por 3,8 millones de libras. Esta vez sí que ganó un título con los ingleses, la Copa del 2004. De nuevo se alzó como símbolo de su equipo, llegando a ser votado, en diciembre de 2007, el jugador más relevante de la historia del club.

La 04/05 firmó una discreta temporada en el Celtic escocés, y el año siguiente retorna a Brasil para militar en el Palmeiras y el Flamengo. Finalmente, en agosto de 2007 recala al exótico Sydney FC de la A-League australiana, donde combinó grandes actuaciones con épocas en dique seco a causa de las lesiones. Juninho formó parte del combinado brasileño que ganó la Copa del Mundo del 2002. En total, jugó 50 partidos con la canarinha, marcando 5 goles. También estuvo presente en la Copa América de 1995 y 2001, en la Copa Confederaciones de 1997 (ganada por los brasileños), y con la selección olímpica en los Juegos Olímpicos de Atlanta (medalla de bronce).

 

 

Müller

Luís Antônio Corrêa da Costa, conocido popularmente como Müller (Campo Grande, Mato Grosso del Sur, 31 de enero de 1966), durante su carrera profesional se desempeñó como delantero principalmente en clubes brasileños como São Paulo, Cruzeiro y el Torino de Italia. Participó en 3 Campeonatos Mundiales con la Selección de Brasil, el de México 1986, el de Italia 1990 y el de Estados Unidos 1994. Disputó 56 partidos y anotó 12 goles con la selección, desde 1986 cuando debutó en un amistoso ante la Selección de Alemania hasta 1998 cuando jugó su último partido en un amistoso contra Yugoslavia. Se retiró del fútbol oficialmente en 2004 en el club Ipatinga aunque en el 2015 volvió a las canchas en categoría amateur.

 

 

Otros casos destacados

Otros casos que quedarían en la recámara, pero que rindieron muy por debajo de los anteriormente nombrados fueron Luizão, Túlio, Edilson, França, Viola, Ailton Gonçalves o Evair.