viernes, septiembre 30, 2022

Calcio Catania y su conexión argentina

 

El pasado noviembre de 2021 la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) oficializó la desaparición del mítico Calcio Catania, que militaba en la Serie C, tercera división del fútbol de Italia, ya que revocó la afiliación de la entidad siciliana de la propia federación y liberó a todos sus jugadores. Ahora el Catania Società Sportiva Dilettantistica, se encargará de recuperar el prestigio perdido por el club isleño desde la Serie D.

Esta ciudad de la isla italiana de Sicilia, situada a los pies del Monte Etna, el volcán activo más grande de Europa, vio como durante su paso por Serie A pasaron hasta cuatro entrenadores por el banquillo del Calcio Catania: Pasquale Marino (quien ascendió desde la Serie B), Walter Zenga, Siniša Mihajlović, Diego Simeone (lo que significó la primera experiencia en los banquillos europeos para el hoy técnico del Atlético de Madrid) y Vincenzo Montella. Pero lo que más le marcó fue la influencia de Argentina, ya que el club llegó a disponer de hasta 13 jugadores albicelestes.

 

 

El origen de aquel curioso vínculo nació la temporada 2006-2007 cuando llegaron al club: Albano Bizarri, Matías Silvestre, Pablo Álvarez y Cristian Llama. Pero el punto de inflexión del desembarco de jugadores argentinos se dio desde 2010 a 2012, cuando se sumaron 13 jugadores albiceletes, sin además tener en cuenta al entrenador, que la temporada 2010-2011 también era argentino: Diego Pablo Simeone.

El clímax de la unión argentina siciliana se dio el 1 de mayo de 2011, cuando en la victoria ante Cagliari 2-0 (goles de Silvestre y Bergessio) el Catania, con Simeone en el banquillo, tuvo como titulares a diez argentinos y tan solo un italiano: Ciro Capuano. El undécimo argentino estuvo en el banquillo.