viernes, diciembre 2, 2022

«La Guerra del Fútbol», el conflicto entre Honduras y El Salvador

 

«La guerra del Fútbol», también conocida como «Guerra de las 100 Horas», entre Honduras y El Salvador, fue un conflicto armado que tuvo lugar entre el 14 y el 18 de julio de 1969, días después del último partido de la eliminatoria que enfrentó a El Salvador y Honduras rumbo al Mundial de 1970.

Ambas selecciones se enfrentaban para decidir quién debía jugar ante Haití (ganador de la otra eliminatoria) para definir el equipo de la CONCACAF que acompañaría a México, el país anfitrión, al Mundial de 1970, del que no participó la selección argentina.

El primer encuentro entre ambas selecciones se disputó el 8 de junio de 1969 en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, y Honduras se impuso por 1 a 0. Según la nota publicada en La Prensa Gráfica, los locales dominaron el juego. El gol fue anotado por el defensor Leonard Wells al 90’+2. Hasta unos 17.000 aficionados estuvieron presentes, incluidos algunos salvadoreños.

 

 

El segundo partido se jugó en el Estadio Nacional Flor Blanca (hoy llamado Jorge «Mágico» González») en El San Salvador el 15 de junio de 1969, resultando ganador el equipo local por 3 a 0. Antes de iniciarse el encuentro, el himno de Honduras fue abucheado por el público asistente. El resultado forzó un tercer partido, que se disputó nueve días más tarde en México. La previa fue realmente atípica, y es que los jugadores hondureños debieron ser trasladados al estadio en camiones militares, ya que el hotel donde se hospedaban fue atacado, según cuentan las crónicas de la época, por parte del público salvadoreño.

 

 

Ese juego, disputado en el Estadio Azteca, fue ganado por El Salvador por 3 tantos contra 2, que los clasificaba por primera vez a un Mundial. Días después, el 14 de julio, el ejército salvadoreño atacó Honduras, provocando la réplica de las fuerzas de este país y empezando la «Guerra de las 100 Horas». El conflicto se detuvo una vez que intervino la OEA. Las relaciones diplomáticas estuvieron rotas durante 11 años hasta que en 1980, ambos países hermanos firmaron un tratado de paz.