domingo, diciembre 4, 2022

Los Balones de Oro olvidados del Mundial Sub-20

El Mundial Sub-20 siempre ha sido uno de los escenarios más relevantes para las jóvenes estrellas emergentes para dar el salto a un gran equipo, consolidar su posición dentro del club o simplemente para hacerse un hueco en las grandes ligas. Este torneo, que tiene como antecedente al Campeonato Mundial Juvenil Amateur de Canneses, es organizado cada dos años por la FIFA y surgió en 1977 como derivado del Mundial.

Llamada oficialmente Copa FIFA Coca-Cola hasta 1997 y Copa Mundial de Fútbol Juvenil hasta 2005, la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 se ha caracterizado por ser la plataforma de grandes figuras del fútbol mundial. Entre algunos campeones destacados de este torneo se pueden mencionar a Davor Šuker, Zvonimir Boban, Luís Figo, Juan Román Riquelme, Xavi Hernández, Iker Casillas, Daniel Alves o Philippe Coutinho. Aunque ninguno de ellos consiguió hacerse con el Balón de Oro de esta competición.

 

 

Sí lo hicieron Lionel Messi, Diego Armando Maradona, Paulo Silas, Robert Prosinecki, Nicolás Olivera, Seydou Keita, Javier Saviola, el «Kun» Agüero, Emílio Peixe, Dominic Adiyiah, Adama Traoré, Dominic Solanke, Lee Kang-in o Paul Pogba. Jugadores que encontraron o han encontrado acomodo y continuidad en menor y mayor medida en clubes de élite europeos y/o con sus selecciones. Pero otros, a pesar de ganarlo, no compartieron la suerte de los anteriores y pasaron con más pena que gloria por el estrellato.

A continuación repasamos los Balones de Oro olvidados del Mundial Sub-20.

 

Volodímir Béssonov

El primer Balón de Oro del Mundial Sub-20 disputado en 1977, fue para el soviético Volodímir Vasílovich Béssonov, que hizo carrera en el FC Dinamo de Kiev con el que ganó la Copa de la UEFA de 1986, para posteriormente retirarse en el Maccabi Haifa en 1991. Hasta día de hoy sigue siendo el único defensa que lo ha ganado.

 

Romulus Gabor

Esta joven promesa rumana arrolló en la edición de 1981, hasta el punto de convertirse también en Bota de Plata del torneo. Hizo carrera en el fútbol húngaro y en el rumano. Jugó la Eurocopa de 1984 con Rumanía. Se retiró en 1997 en el Viitorul Oradea.

 

Geovani Faria da Silva

A pesar de ser prácticamente un desconocido en Europa, tras su paso en el Bolonia y Karlsruhe, el brasileño fue toda una institución en el Vasco de Gama. Fue el máximo goleador del torneo en 1983 en una selección brasileña en la que también estaban Bebeto y Dunga. Nunca fue convocado para jugar un Mundial.

 

Bismarck Barreto Faria

Deslumbró en el Sub-20 de 1989. Jugó en el Vasco da Gama, Fluminense y Goiás; y posteriormente dio el salto al fútbol japonés; fue al Mundial de 1990, pero nunca brilló en el fútbol de élite. Se retiró en 2003 en el Vissel Kobe sin haber debutado nunca en la absoluta.

 

Adriano Gerlin da Silva

Promesa mundial en 1993 con la Brasil Sub-20 de Dida y Jardel. Saltó al fútbol suizo y tuvo que volver a su tierra, donde permaneció de forma intermitente para salir a Polonia, Japón y Colombia. Se retiró en 2007 en el Juventus brasileño.

 

Caio Ribeiro

Elegido mejor jugador del Mundial Sub-20 de 1995, el Inter de Milán le fichó y posteriormente lo intentó en el SSC Napoli, pero no pudo aclimatarse al calcio italiano. Jugó en la segunda alemana con el Rot-Weiss Oberhausenhasta hasta que se retiró en Botafogo en 2005. Llegó a jugar en 4 ocasiones con la absoluta brasileña.


 

Henrique Almeida

En la Brasil de Coutinho, Willian, Óscar (marcó un hat-trick en la final) o Casemiro, Henrique Almeida fue el crack consiguiendo el Balón de Oro y la Bota de Oro de la competición en 2011. Nacido en la cantera del São Paulo, ha pasado por varios equipos brasileños. En 2012 estuvo en el Granada y se rumoreó con su llegada al Castilla, pero finalmente no se cerró. Actualmente, juega en el América Mineiro.