domingo, diciembre 4, 2022

«Kuba» Błaszczykowski, del drama familiar a la final de la Champions

 

Jakub Błaszczykowski (1985), más conocido como «Kuba», fue uno de los jugadores más destacados del Borussia Dortmund de Jürgen Klopp. Junto a Łukasz Piszczek formaron una de las bandas derechas más icónicas de la Bundesliga de los últimos años. Jugó 252 partidos con los del Signal Iduna Park y consiguió dos ligas, entre otros títulos.

También pasó por el Wisła Cracovia, donde inició y ahora está ultimando a sus 34 años la carrera futbolística, la Fiorentina y el Wolfsburgo. Como internacional y capitán de Polonia defendió su país en dos Eurocopas (Polonia y Ucrania en 2012 y Francia 2016) y el Mundial de Rusia 2018.

 

 

Duro golpe en su infancia

Llegar a la élite nunca es un camino fácil, pero más duro aún si cabe lo fue para «Kuba». No tuvo otro remedio que madurar a marchas forzadas tras un duro drama familiar. Cuando tenía once años, presenció junto a su hermano como su padre asesinaba a su madre después de una discusión de pareja.

“Sé que ese recuerdo me va a acompañar el resto de mi vida. Daría todo lo que fuera a cambio para que mi madre estuviera viva. Lo que ocurrió dio un giro de 180 grados a mi vida”, explicaba en su biografía. Su padre fue condenado a 15 años de prisión y Błaszczykowski se fue a vivir con su abuela junto a su hermano pequeño. Nunca más supo de su progenitor hasta el día de su enterramiento, en 2012.

“A los 11 años tuve que madurar y empezar a pensar diferente. No es fácil de pronto perder a ambos padres cuando se tiene 11 años. Sólo después de un año o dos me di cuenta de lo que realmente sucedió. Nunca voy a entender qué pasó. Siempre me voy a preguntar, ‘¿por qué?’ hasta el final de mi vida voy a tener que vivir con esto”, añadía el polaco.

Por aquellos años el polaco descuidó por completo el fútbol y quien volvió a engancharlo fue su tío Jerzy Brzęczek. En ese momento era capitán de la selección absoluta de Polonia y lo convenció para que retomara el fútbol. Comenzó en el modesto KS Stradom Częstochowa y en 2005 dio el salto al club más poderoso del país, el Wisla de Cracovia.

 

 

Superación personal

A sus 22 años en el 2007, dio el gran salto de su carrera. Lo fichó el Borussia Dortmund por tres millones de euros. Un año después cogió las riendas del equipo Jürgen Klopp, dispuesto a desbancar al Bayern de Múnich de la Bundesliga. Lo consiguieron con un equipo con «Kuba», Robert Lewandowski, Mats Hummels, Marco Reus o Mario Götze.

 

 

Consiguieron dos ligas alemanas (2010-11 y 2011-12) y la copa alemana (2011-12). Un año después, rozaron con los dedos la gran gesta. Llegaron a la final de la Champions League de Wembley 2013 contra el Bayern de Munich y cayeron por 1-2 con un gol de Arjen Robben en los últimos instantes del partido. Un año después, Lewandowski y Gotze ya habían fichado por el coloso bávaro.

Błaszczykowski, uno de los futbolistas que más han luchado para llegar a la élite, ha vuelto a Polonia. En 2015 fue cedido a la Fiorentina y un curso después traspasado por cinco millones de euros al Wolfsburgo. Desde verano 2019, está donde todo empezó, el Wisla de Cracovia. Todo un ejemplo de superación personal.

 

 


Oriol Quintana
@urikingkat