viernes, septiembre 30, 2022

Futbolistas que soñaron con jugar en su eterno rival

 

¿Has sido siempre seguidor del mismo club? Tranquilo, si la respuesta es negativa no estás solo. Algunos de tus ídolos que prometieron ante cámara que habían fichado por el club de sus sueños en realidad estaba mintiendo. Pocos tuvieron la entereza de Fernando Hierro, que en 1989 y con 21 años renunció a su fichaje por el Atlético de Madrid (pese a ser presentado y con el beneplácito de Jesús Gil), por ser fanático del Real Madrid.

 

 

Todo el mundo puede cambiar sus preferencias con el paso del tiempo, y vivir tranquilo con su cambio de opinión, hay casos de jugadores que han llevado con normalidad su pasado al ser preguntados. Algunos de los casos más famosos son los de Raúl en el Atlético de Madrid, Giorgio Chellini en el AC Milan,  o Harry Kane en el Arsenal FC, ya que siempre se han mostrado transparentes al hablar de su pasado.

 

David Beckham con la camiseta del FC Barcelona

«Fichar por el Real Madrid es un sueño hecho realidad», aseguraba Beckham tras recibir la camiseta del equipo blanco de manos de Alfredo Di Stéfano, presidente de honor del club madrileño. «Becks» aseguró que no tuvo «ninguna duda» de qué equipo elegir cuando decidió que no continuaría en el Manchester United, «a pesar de que había otras ofertas», como la del FC Barcelona…

 

Aleix Vidal con la camiseta del Real Madrid

Aleix Vidal, en su presentación con el FC Barcelona aseguró que cumplía el sueño de jugar en su equipo favorito… cuándo su círculo más cercano sabía perfectamente que su corazón siempre fue merengue durante su juventud.


 

Guti con la camiseta del FC Barcelona

El mediocampista ofensivo siempre aseguró que «nunca jugaría en el Barça», a pesar de tener a Josep Guardiola como uno de sus referentes. Años después, se ofrecería como entrenador para el conjunto culer. «¿Por qué no? Uno quiere entrenar, y poder demostrar y enseñar a la gente que a parte de haber sido jugador tiene madera para poder entrenar y hacer las cosas bien», respondió Guti al ser preguntado por si dirigiría al Barça antes de la Gala de Embajadores de LaLiga del 1 de octubre de 2021.

 

Gerrard con la camiseta del Everton FC

Según detalla Gerrard se trata de una foto tomada en 1987 por su tío Leslie, en contra de la voluntad del padre de Gerrard. Pero lo cierto es que la foto que le hizo su tío, rodeado de los trofeos del Everton, fue premiada.

«Leslie me llevó a Goodison cuando tenía seis años y vi algunos de los partidos del Everton en el camino hacia su campeonato de liga. Gané un concurso de programas para tomarme una foto con el trofeo de la liga y Charity Shield en Goodison. El tío Leslie estaba entusiasmado. Sabía que enfadaría a papá, y realmente lo hizo. Papá se puso loco al pensar en su hijo, todo de azul, de pie con orgullo en la sala de trofeos de Goodison. Cuando me convertí en una gran noticia con el Liverpool, algunos fanzines emprendedores del Everton descubrieron la foto y la publicaron. Estalló un gran debate. Mucha gente pensó que era una falsificación. No lo es. Es una fotografía genuina, tomada en 1987. Ese soy yo, vestido como un evertoniano, y no fue en una fiesta de disfraces o para una apuesta».

«Ahora que mi corazón pertenece al Liverpool, recuerdo el incidente y me pregunto qué diablos estaba haciendo. Lo achaco a la ingenuidad de la juventud. Todos cometemos errores», concluye.

 

José Antonio Reyes con la camiseta del Real Betis Balompié

En algunas fotografías que trascendieron, cuando ya se hablaba de Reyes como de una «perla» -se le llegó a apodar así-, se veía al pequeño José Antonio disfrutando y jugando vestido con los colores del Betis. Sin embargo, no serían estos los que defendería, sino los del eterno rival de los verdiblancos, el Sevilla. Fue en el conjunto del Ramón Sánchez Pizjuán en el que hizo historia. Con tan solo 16 años se convirtió en el futbolista más joven del club en debutar en Primera División.


 

Isco con la camiseta del FC Barcelona

Isco nunca lo ha tenido fácil, salvo cuando era el rey en el Atlético Benamiel y no ocultaba sus simpatías por el Barça. Ahí fue la primera vez que pudo ser azulgrana, pero el Valencia se lo llevó. Allí chocó con Emery, que le acusó de tendente a la indisciplina y a engordar, y eso taponó su ascenso. Así que, en 2011, el Málaga pagó seis millones y empezó su despegue. En junio de 2013, Isco fichó por el Madrid. En su presentación, tuvo que disculparse por su barcelonismo, reflejado en cosas como tener a un perro y ponerle Messi. Antes tuvo otro llamado Figo. Quien sabe si algún día Isco hará el recorrido inverso al de Figo. Al jugador, naturalmente.

 

Jamie Carragher con la camiseta del Everton FC

«Soy un One Club Man’, soy fiel a la camiseta roja, ultra protector de todo lo que representa, y para bien o para mal, jamás querría alejarme», era la confesión del Jamie Carragher adulto.

 

Zinedine Zidane y la portada confesando su predilección por el FC Barcelona

Zinedine Zidane estuvo cerca de recalar en el Camp Nou en dos ocasiones, una antes de la destitución de Cruyff el verano de 1996 con 24 años, y otra prácticamente tres años más tarde, posteriormente a la consecución del Mundial de Francia de 1998. «En España hay dos equipos en los que todo futbolista querría jugar: el Barcelona y el Real Madrid. Entre los dos prefiero el Barcelona. En casa de mi mujer siempre se ha hablado mucho del Barça y a mí, cuando era pequeño, me gustaban mucho dos equipos: La Juventus y el Barcelona. Ahora juego en la Juventus, quizá en un futuro pueda hacerlo en el Camp Nou». Así de claro lo dejó Zinedine al ser entrevistado por la Revista Don Balón el diciembre de 1998.

Años después, tras su fichaje por los blancos, confesó lo siguiente: «es el sueño de muchos futbolistas y yo tuve la suerte de jugar cinco años en el que, para mí, es el mejor club del mundo. Y eso es mucho».

 

 

Míchel socio del Atlético de Madrid

El Museo del Atlético cuenta con una curiosidad entre sus tesoros, un carnet de socio a nombre de un tal José Miguel González. Foto en blanco y negro de un chavalín, pelo negro a tazón, y gesto incipiente de esa posterior estrella de fútbol con nombre de guerra ‘Michel’. Cosas de la vida, su abuelo, rojiblanco hasta la médula, le llevaba de pequeño al Calderón. Durante años corrió el rumor de su sentimiento colchonero, por más que el Calderón le dedicase rimas y que el jugador fuese adalid de esa ‘Quinta del Buitre’ que amargó la vida a generaciones de rojiblanco. El propio Michel donó el carnet al Museo, en recuerdo de su abuelo, al que le habría gustado verle triunfar de rojiblanco.

 

Iniesta confesando su amor por el Real Madrid

Con 11 años confesó ante la cámara que era fan del Real Madrid «a más no poder», la vida lo llevaría al máximo rival de los merengues, donde se convertiría en leyenda.

 

Memphis Depay con la camiseta del Real Madrid

«Cumplo un sueño al jugar en el Barcelona y al lado de alguien como Messi», aseguraba el atacante neerlandés en su presentación en el Camp Nou… Parece que cambió los sentimientos con el paso de los años.