jueves, diciembre 8, 2022

Younis Mahmoud, primer nominado al Balón de Oro sin jugar en Occidente

 

El exdelantero centro iraquí Younis Mahmoud es el jugador que más cerca ha estado de ganar el Balón de Oro, que otorga la revista France Football, sin haber jugado en equipos europeos o americanos en toda su carrera. Younis empezó jugando al baloncesto en el Al-Dibbs Electric de su país, aunque acabó pasándose al fútbol para jugar en el equipo de su pueblo natal, el Kahrabaa Al-Dibis de la tercera división iraquí.

Después fue traspasado al Kirkuk, de segunda división, donde acabó destacando por su olfato goleador. Sus 24 goles durante las temporadas 1999-2000 y 2000-2001 le sirvieron para firmar su primer contrato profesional con el Al-Talaba, esta vez de la Iraqi Premier Football League. Con los «Al-Aneeq» estuvo dos temporadas, aunque en 2002 estuve cedido durante un periodo breve de tiempo al Al-Shorta de segunda división. Los problemas bélicos y la pérdida de varios familiares hicieron que tuviera que huir de Iraq, aceptando fichar por el Al-Wahda FC de los Emiratos Árabes Unidos donde jugó una temporada en la que consiguió 19 goles.

Younis Mahmoud más tarde recaló en la liga de Qatar, donde jugó en el Al-Khor marcando 39 goles en 49 partidos disputados en dos temporadas. Su gran nivel de forma con apenas 22 años llamó la atención del Sunderland AFC de la Premier League, aunque prefirió jugar en el Al-Gharafa de Qatar, con el que marcó 72 goles en 95 partidos. Fue durante esta etapa, concretamente en el 2007 cuando este jugador iraquí recibió sorprendentemente 2 votos en las votaciones del Balón de Oro, convirtiéndose así en el primer jugador nominado que nunca ha jugado en Europa o América.

Posteriormente jugaría en el Al-Wakrah y Al-Sadd, ambos de Qatar, y en el Al-Ahli (Arabia Saudí), Erbil (Kurdistan iraquí), para acabar volviendo al Al-Talaba donde se retiraría en 2016.

 

 

A nivel internacional su mayor logro fue la conquista de la Copa asiática de 2007 con un gol suyo en la final ante Arabia Saudita. Jugó en todas las categorías con la Selección de fútbol de Irak y consiguió una cuarta plaza en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 con selección sub-23, anotándole un gol a la Portugal de Cristiano Ronaldo en la victoria de Irak por 4-2. Pero su mayor gloria fue el conquistar la Copa Asiática en el año 2007 al anotar el gol de la victoria en la final ante Arabia Saudí.