Yordan Letchkov, el outsider búlgaro

 

Yordan Letchkov fue uno de los jugadores más queridos de la «Generación Dorada» de la selección búlgara, en parte debido a su espectacular gol de cabeza (rematando en plancha) ante Alemania en los cuartos de final de la Copa del Mundo en los Estados Unidos de 1994. Aquella victoria no solo suponía eliminar al vigente campeón de por aquel entonces, sino que permitió a los búlgaros liderados por Hristo Stoichkov, colarse entre los 4 finalistas del torneo mundialista.

 

 

Nacido un 9 de julio de 1967 en la ciudad de Straldzha (Yámbol), en el límite con la provincia de Sliven, Yordan completó su educación primaria en la 7.ª Escuela Primaria Panayot Hitov en Sliven y su educación secundaria en la Escuela Técnica Secundaria de Ingeniería Mecánica, con especialización en Gestión de Programas Digitales.

A los 10 años dio sus primeros pasos en el mundo del fútbol tras incorporarse en las categorías inferiores del OFK Sliven 2000 bajo la dirección del entrenador Boyan Kirchev. Su debut en el fútbol profesional le llegó recién cumplidos 18 años, y en 1990 ganó la Copa de Bulgaria. 155 partidos y 55 goles en su primer club le sirvieron para llamar la atención del mítico PFK CSKA Sofia, y conseguir su debut con la selección absoluta búlgara un 11 de octubre de 1989 contra Grecia en Varna.

 

 

En Sofía, junto a Trifon Ivanov, ganó el título de campeón del Grupo A y anotó 17 goles la temporada 1991-1992. La siguiente temporada vistió la camiseta del Hamburger Sport-Verein alemán, donde llegaría a su máximo nivel de juego y se convirtió en el primer búlgaro en ganar la Bundesliga, además de proclamarse un año después de su llegado como el mejor centrocampista de la temporada. Permaneció en Alemania 4 años, sumando 121 partidos y 14 goles, y en 1996, tras la Eurocopa de Inglaterra, fue traspasado al Olympique de Marseille.

 

 

Con Les Olympiens lograría una temporada realmente decepcionante, ya que llegó con el cartel de estrella y no cumplió con la responsabilidad que se le había encomendado. 28 partidos y tan solo 2 goles en liga, junto a Reynald Pedros o Andreas Köpke en plantilla.

 

 

Posteriormente, a su paso por la Ligue 1 llegaría el turno de dar el salto al fútbol turco, concretamente en el Beşiktaş Jimnastik Kulübü en 1997, donde se proclamaría ganador de la Türkiye Kupası. Letchkov tras finalizar la temporada decidió no volverse a incorporar a la disciplina del club turco, y el caso acabó con la FIFA suspendiéndole como jugador en activo.

 

 

El jugador no apeló en los tribunales y colgó las botas para dedicarse sus negocios hoteleros en Sliven. Pero el verano de 2001, tras el levantamiento de la sanción, regresó a los terrenos de juego con el CSKA, donde jugó hasta marzo de 2002, capitaneando al equipo hasta la final de la Copa Nacional Búlgara. Su último equipo, como no podía ser de otra manera, fue el Sliven en el que permanecería hasta 2004 como jugador-entrenador. Después del final de su carrera deportiva, entró en la política y fue elegido dos veces alcalde de su Sliven natal, y en 2005 se convirtió en el primer vicepresidente de la Unión Búlgara de Fútbol.

 

 

Su trayectoria internacional con Bulgaria

En 1994, en la Copa del Mundo en los Estados Unidos, se convirtió en medallista de bronce y uno de los mejores futbolistas de Bulgaria: jugó en 7 partidos y anotó 2 goles contra Grecia y en los cuartos de final contra Alemania. Luego participó en la Eurocopa de 1996 en Inglaterra, disputando 3 partidos.

 

 

Jugó un total de 45 partidos y marcó 5 goles. Su último partido fue el 10 de marzo de 1998 ante Argentina (0-2) en Buenos Aires. Debido a los grandes éxitos junto con todo el equipo nacional, el presidente de Bulgaria, Zhelyu Zhelev, le otorgó la Orden Stara Planina. Además también fue condecorado como ciudadano honorario de Sliven.