Theo Custers

Theo Custers, pasión belga y bigotuda bajo los 3 palos de la portería del RCD Espanyol

 

Theodore Laurent Custers, más conocido como Theo Custers, es un destacado ex futbolista belga de las décadas de 70 y 80, al que pudimos disfrutar, entre otros clubes, con el RCD Espanyol. Se formó en el Thor Waterschei, club donde jugó en el primer equipo entre 1971 y 1975, disputando 103 partidos de liga.

Entre 1975 y 1981 jugó en el FC Amberes un total de 130 partidos de liga, con la excepción de la segunda vuelta de la temporada 1980-81, en la que fue cedido al segunda división neerlandés Helmond Sports, tras una disputa económica con el presidente de su antiguo equipo.

 

 

Precisamente en 1981 el RCD Espanyol había traspasado Urruti al Barça y le urgía la contratación de un nuevo portero. Custers fichó por el Espanyol de Barcelona por 15 millones de pesetas a mediados de junio de ese año. Llegó al club ya veterano (31 años) y permaneció durante dos temporadas. Según indica la leyenda el cuerpo técnico del RCD Espanyol con su entrenador Maguregui al frente, fueron a Bélgica para ver en directo a Custers, y se preparó un entrenamiento donde le lanzarían pelotas desde todas partes. ¡Aquel portero lo paraba absolutamente todo!

Maguregui en verlo dijo que había que fichar aquel hombre inmediatamente. El secreto era que un técnico de campo le indicaba a Theo por donde iba a lanzar el balón, “A gauche” (izquierda), “A droite” (derecha) … Maguregui volvió a Barcelona con su nuevo portero ya contratado, y no tardó en afirmar que Custers era mejor portero que Urruti y que Arconada, que bonitos tiempos aquellos sin Internet … durante la primera temporada disputó todos los partidos de liga, entre ellos la victoria por 1 a 3 en el Camp Nou frente al Barça, pero la temporada siguiente el club fichó un nuevo portero, el camerunés Thomas N’Kono y Custers permaneció en el banquillo. Terminado su periplo por Barcelona, ​​tras disputar 38 partidos encajando 56 goles, fichó por Malinas, donde permaneció entre 1983 y 1986.

 

 

Fue 10 veces internacional con Bélgica, la primera vez el 26 de septiembre de 1979, y participó en la Eurocopa de 1980, a pesar de no disputar ningún partido. También fue convocado para el Mundial de 1982, donde llegó a jugar un partido ante Polonia por la lesión de Jean-Marie Pfaff.