La patada de Boban

Hay momentos que quedan grabados en la historia, uno de ellos sería el que protagonizó Zvonimir Boban un 13 de mayo de 1990 cuando lanzó un rodillazo a la altura de la cara de un policía durante una invasión del terreno de juego en un Dinamo de Zagreb-Estrella Roja, el clásico del fútbol yugoslavo. Boban vio que el agente intentaba impedir que los hooligans croatas atacaran el extremo del Estrella Roja, y el centrocampista corrió hacia el agente para derribarlo.

¿Cómo sería la selección de Yugoslavia hoy día?

¿Cómo sería hoy día la selección absoluta de Yugoslavia? ¿Qué jugadores formarían a una de las selecciones más temibles de Europa? A continuación lo intentamos desvelar repasando también la historia de este extinto país.

Fudbalski Klub Sarajevo, fútbol a pesar de todo

El FK Sarajevo fue el equipo más exitoso de Bosnia y Herzegovina en los tiempos de la antigua Yugoslavia, y uno de los tres mejores tras la independencia. Durante la guerra fue la máxima representación del fútbol de Bosnia y Herzegovina, viajando por todo el mundo en una gira obligada.

Vladimir Beara, el mejor portero balcánico de la historia

Vladimir Beara fue todo un líder bajos palos de la selección «plavi» en las décadas de los 50 y los 60, llegando a disputar hasta tres Mundiales con la selección absoluta de Yugoslavia además de conseguir la plata en los Juegos Olímpicos de 1952.

Estrella Roja de Belgrado, del antifascismo a la guerra en los Balcanes

El Estrella Roja era campeón de Europa y, con su título de Liga, acababa de conseguir un doblete histórico. Las calles de Belgrado se llenaron de hombres y mujeres celebrando, para muchos fue una tregua entre los enfrentamientos que ya se estaban dando con mayor intensidad. Las bombas dieron paso a las bengalas que iluminaron la ciudad y llevaron a miles de jóvenes a celebrar la gloria europea.