Los inicios de Kazu Miura en el fútbol brasileño

En 1982 y con 15 años Kazu llegó a Brasil con 700 dólares en el bolsillo y una plaza en la academia juvenil del Juventus de São Paulo para proseguir con su formación como futbolista. La operación fue organizada por su padre, un gran amante del fútbol y de familia bienestante que veía en su hijo pequeño la posibilidad de conseguir el sueño que a él le fue negado, convertirse en futbolista profesional.