El gol de George Weah al Verona, cuándo África rugió

8 de septiembre de 1996, tan solo 14 segundos bastaron para dejarnos boquiabiertos con un gol que supuso la máxima expresión del poderío africano personificado en la figura de «mister president» George Weah. ¡San Siro no se lo podía creer!