Tomas Brolin, de la gloria a la nada

El sueco Tomas Brolin tuvo un exitoso período con el AC Parma a principios de los años 90, ganando la Copa Italia de 1992, la Recopa de 1993, la Supercopa de la UEFA de 1993 y la Copa de la UEFA de 1995. Entre 1984 y 1998 también vistió los colores del Näsvikens IK, GIF Sundsvall, IFK Norrköping, Leeds United, FC Zürich, Crystal Palace y Hudiksvall ABK.

Gunnar Nordahl, el bombero goleador de San Siro

Gunnar Nordahl sigue siendo a día de hoy el tercer máximo realizador en la historia del fútbol italiano, tan solo por detrás de Silvio Piola y Francesco Totti, y contando con el mejor promedio de gol de la Serie A (0,77). Un delantero tanque de 1,85cm de altura y 95kg muy prolífico, de remate potente y físicamente casi insuperable.

Umbro Cup ’95, el penúltimo gran torneo internacional amistoso

La Umbro Cup fue una competición internacional amistosa en formato liga que tuvo lugar el junio de 1995 en Inglaterra. El trofeo organizado por la federación inglesa y la marca deportiva Umbro, sirvió para la preparación de la Eurocopa que se disputaría el siguiente verano en el mismo país. Fue sin duda el penúltimo gran torneo amistoso de selecciones.

Suecia en el Mundial de Estados Unidos de 1994

Thomas Ravelli, Henrik Larsson, Martin Dahlin, Tomas Brolin, Jesper Blomqvist, Patrik Andersson, Stefan Schwarz, Kennet Andersson y Joachim Björklund fueron algunos de los nombres más destacados de aquella Suecia que hizo olvidar su anterior participación en el Mundial de Italia 90 en el que no sumaron ni un solo punto.

El mítico IFK Göteborg de los años 80 y 90

El IFK Göteborg sueco tuvo una gloriosa década de los 80, llegando a semifinales de la Copa de Europa en 1986 y ganando la Copa de la UEFA dos veces (1982 y 1987), y convirtiéndose en un habitual de la Copa de Europa en los 90. La llegada al banquillo sueco del legendario Sven Göran Eriksson en 1979 con su 4-4-2 revolucionó al club.

Thomas Ravelli, el guardameta vikingo y blasfemo

Jugador de físico y personalidad atípicos, excéntrico y bocazas, Thomas Ravelli era una rareza en la portería sueca. Portero de estilo clásico, con excelentes reflejos y lectura del juego, su personalidad y su historial de logros le hicieron ocupar un lugar especial en el corazón de los aficionados suecos.

Kim Vilfort, el padre héroe de la Eurocopa de Suecia de 1992

Kim Vilfort quizás sea el padre futbolista más cuestionado de la historia, un mal padre para unos y un padrazo para otros. El mítico jugador del Brøndby IF danés tuvo que tomar una de las decisiones más complejas a la que un futbolista lejos de los focos se ha enfrentado, representar a su país en la máxima competición europea de selecciones o estar al lado de hija enferma de leucemia. O ambas a la vez.

Todos los goles de Henrik Larsson con el Celtic de Glasgow

La leyenda del Celtic, Henrik Larsson, admite que todavía está sorprendido por la emoción que le embarga su despedida de Parkhead. El sueco, habitualmente frío como el hielo, comenzó a llorar en su entrevista posterior a su último partido en el Celtic Park con los Hoops, tras marcar un doblete en la victoria por 2-1 sobre el Dundee United. Unas emotivas imágenes que los aficionados al fútbol todavía no hemos olvidado.

Martin Dahlin, el vikingo afrovenezolano de la Suecia de USA 94

Hijo de un músico afrovenezolano y de una psicóloga sueca, y con nombre haciendo referencia directa a Martin Luther King, Martin Nathaniel Dahlin nació en Uddevalla, Suecia, un 16 de abril de 1968. Fue uno de los míticos componentes de la Suecia que logró el tercer lugar en la Copa Mundial de Fútbol de 1994 celebrada en Estados Unidos. Una lesión de espalda sufrida a los 29 años fue la responsable de poner fin prematuramente a su carrera.

Dalkurd FF, la «selección kurda» que hace historia en Suecia

El Dalkurd Fotbollförening, fundado el 26 de septiembre de 2004 por vecinos de la ciudad de Borlänge (entre ellos nueve refugiados kurdos), es conocido popularmente como la “selección kurda” y disputa des de hace muy poco la Allsvenkan, la primera división de Suecia.

Mundial de Estados Unidos de 1994

El Mundial de Estados Unidos de 1994 fue el Mundial de nuestras vidas. Por las camisetas fluorescentes de Campos, por la coleta inquieta de Baggio, por la sonrisa de Romario jugando junto a Bebeto, por el naranja intenso de Holanda reflejado en las genialidades de Bergkamp, ​​por las últimas locuras de Maradona junto al Cani…