La Hungría de los años 50, la obra maestra del fútbol

Conocidos como los “Magníficos Magiares”, en húngaro los “Aranycsapat”, la Hungría de los años 50 fue una de las mejoras selecciones de la historia, la obra maestra del fútbol. El todopoderoso equipo, dirigido por Gusztáv Sebes, incluía figuras de la talla de Ferenc Puskás, Zoltán Czibor, Sándor Kocsis, Nándor Hidegkuti, Ferenc Szusza, József Bozsik y Gyula Grosics, sin olvidar la gran ausencia de László Kubala que tan solo disputó 6 partidos con la selección de su madre patria entre 1946 y 1947, antes de pasarse a Checoslovaquia y España.