La Pequeña Copa del Mundo de Clubes

La Pequeña Copa del Mundo de Clubes fue el segundo intento, tras la Copa Internacional de Río (1951-952), para reunir a los mejores clubes del mundo. La idea surgió en Venezuela en 1952, tras ver el éxito que tuvieron las cuatro ediciones disputadas del Mundial de Futbol de selecciones.