Marcelo Salas en la Universidad de Chile

Marcelo Salas empezó su carrera profesional en 1993 vistiendo la camiseta del Club Universidad de Chile, antes de emigrar a Argentina e Italia, y acabar volviendo para colgar las botas en el Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos. El Matador deslumbró de inmediato, merced a sus condiciones naturales para jugar al fútbol, derrotar a cuanto obstáculo se le pusiera por delante y recorrer uno a uno todos los escalones que conducen al éxito.

Deportes Concepción en la Copa Libertadores de 1991

El Deportes Concepción SADP se radica en la ciudad de Concepción de la Región del Biobío y actualmente se encuentra en la Segunda División Profesional de Chile. Lejos queda su gran gesta de clasificarse para la Copa Libertadores de 1991 ante todo pronóstico, sin duda un hito que los aficionados del «Conce» nunca van a olvidar.

CD Palestino, más de 100 años apoyando a Palestina

El Club Deportivo Palestino, luciendo siempre los colores de la bandera de Palestina, es un caso realmente atípico no solo en Chile, sino en el mundo entero. Un club “extranjero” en su propio país, aunque con multitud de matices que demuestran su inequívoco y voluntario arraigo a la nación chilena.

Lizardo «El Chano» Garrido ídolo de Colo-Colo

Lizardo Antonio Garrido Bustamante, más conocido como «El Chano» fue un histórico defensa de Colo-Colo, que obtuvo 15 trofeos como jugador (6 Campeonatos nacionales, 6 Copas Chile, 1 Copa Libertadores de América, 1 Recopa Sudamericana, 1 Copa Interamericana).

El día que Asprilla disparó una pistola en la Universidad de Chile

El 26 de mayo de 2003 Faustino Asprilla sorprendió a todos sus compañeros del Universidad de Chile al utilizar una pistola en mitad de un entrenamiento. El colombiano, que estaba lesionado y observaba sus compañeros desde la banda, sacó su arma e hizo varios disparos al aire para, según sus palabras, motivarlos en su trabajo.

El Colo-Colo que unió a golpistas y socialistas en 1973

En 1973, durante el período previo al golpe, cuando Allende experimentaba una total inestabilidad y crisis en Chile, un equipo liderado por el delantero Carlos Caszely ayudó a unir a golpistas y a socialistas durante unos meses. El equipo en cuestión era el Colo-Colo, subcampeón de la Copa Libertadores ese año.