Romario cua de vaca al Real Madrid

[Relato] 8 de enero de 1994

Las vacaciones de Navidad siempre se hacían cortas, pero las de aquel año se me hicieron eternas por un presentimiento que tenía y una inquietud que no me podía sacar de la cabeza.