Gianfranco Zigoni: whisky, armas, Che Guevara, moda y subversión

«A mí me basta con un huevo duro, un bocadillo de salami y una copa de vino… lo demás me importa una mierda», aseguraba la leyenda viviente del Hellas Verona. Gianfranco Zigoni era un atacante italiano irreverente y contestatario; fanático del Che Guevara, las armas, el whisky, la moda y por encima de todo de las mujeres…