El día que el Perugia quiso fichar a una mujer para su equipo masculino

Todos los aficionados al fútbol italiano tienen una anécdota favorita de Luciano Gaucci, expresidente del Perugia, un presidente que a su manera intentó cambiar el calcio llevando al modesto Perugia al estrellato de una forma muy innovadora. Primero fue el fichaje de Nakata, después el de Ma Ming Yu (primer chino del fútbol italiano), después el del líbio Al-Saadi Gaddafi (hijo del coronel Gadafi), y en 2003 llegó su intención de fichar a una futbolista para la sección masculina del Perugia.