El bochornoso paso por Vietnam del campeón del mundo Denílson

«A Vietnam fui ya en 2009, cuando tenía muy mal las rodillas, pero el nivel era tan bajo que podía competir lesionado. El presidente me rogó que por favor jugara por lo menos un partido. Tomé antiinflamatorios durante todo el día, casi no podía correr, pero acabé jugando los 45 minutos de la primera parte y el presidente me dijo que había estado excepcional», explicó el brasileño Denílson en una amplia entrevista en Le Monde.