El Guaraní de Luizão, Djalminha y Amoroso

Luizão, Djalminha y Amoroso en 1994 formaron un tridente demoledor en la Serie A del campeonato brasileño, que aún a día de hoy es recordado por su espectacularidad ofensiva. A pesar de ello hay que reconocer que el mejor Guaraní de la historia fue el campeón brasileño de 1978, con estrellas como Zé Carlos, Zenon y Careca, la primera conquista nacional de primera división de un club del interior del país en la historia de este deporte en Brasil.