De la prohibición del fútbol femenino a la hegemonía lyonesa

El fútbol, en sus inicios, estaba restringido a unas pocas personas y, con el paso de los años, se hizo popular. Tan popular que hoy en día la FIFA tiene más países miembros que las Naciones Unidas (ONU). El órgano rector del fútbol tiene 211 miembros en comparación con los 193 miembros de la ONU. Pero para las mujeres, les tomó mucho tiempo jugar. Antes había prohibiciones y hoy es un deporte en pleno desarrollo.

Matilde Lundorf, la promesa anglodanesa de la Juventus FC

Matilde Lundorf Skovsen, nacida el 19 de enero de 1999 en Nottingham y de padres daneses, es una de las jóvenes promesas más destacas de las categorías inferiores de Dinamarca que actualmente juega en la Juventus FC en la posición de defensa central.

Kosovare Asllani, la perla de ascendencia albanesa de Suecia

Kosovare Asllani, también conocida como Kosse, nació en Kristianstad, ciudad de la província sueca de Escania, un 29 de julio de 1989. Esta delantera internacional sueca que juega actualmente en el Real Madrid Club de Fútbol de la Primera División femenina de España.

Abby Wambach, máxima goleadora histórica de la selección de USA

Mary Abigail Wambach (Rochester, Nueva York, Estados Unidos; 2 de junio de 1980), conocida como Abby Wambach, es una ex delantera estadounidense medallista olímpica y máxima goleadora de la selección de Estados Unidos con 184 tantos. En 2012 fue nombrada Jugadora del Año por la Fédération Internationale de Football Association (FIFA).

Amelia del Castillo, primera mujer presidenta de un club de fútbol español

En 1961 una mujer accede por vez primera en España a la presidencia de un club deportivo. Es Amelia del Castillo, que pasa a presidir un equipo de fútbol (fue, además de su primera presidenta, una de las fundadoras), el Atlético de Pinto. Llegó a la presidencia del club por un asunto de pura discriminación.

Marigol, Maribel Domínguez, celebrant un col amb la tricolor

El legado de Marigol en el fútbol femenino mexicano

Nacida en las afueras del D.F en 78, concretamente en el poblado de Chalco, sus calles sin asfaltar fueron testigos del interés que Marigol mostraría por el balón desde muy pronto. Pasaría la primera infancia jugando y peleándose con hombretones que le hacían la puñeta por su condición de niña.