Eurocopa 2004 de Portugal, la gran epopeya griega

Una de las selecciones más discretas y más débiles de la historia de la Eurocopa. El fútbol moderno no recuerda un campeonato tan extraño e irregular como el suyo, tras clasificarse como uno de los combinados más inocentes, llegaba a Portugal sin ninguna superestrella una selección capaz de llegar a su segunda competición europea de su historia y ganarla.