Gracias Diego Armando Maradona, por tanto a cambio de nada

Que difícil es encontrar las palabras adecuadas y suficientes para despedir a Diego Armando Maradona, aún más difícil no decir nada que no se haya dicho antes y repetido mil veces, y casi imposible hacerlo desde la tristeza que aún sentimos por su fallecimiento. Diego fue el protagonista de la película que todo niño futbolista ha soñado poder vivir alguna vez, el profesional que afrontó retos que ningún otro futbolista legendario aceptó afrontar, el hijo salvador que todos los padres pobres y luchadores necesitan, y una víctima de la maldad humana por haber encarnado al Dios más humano de todos los tiempos.