La patada de Boban

Hay momentos que quedan grabados en la historia, uno de ellos sería el que protagonizó Zvonimir Boban un 13 de mayo de 1990 cuando lanzó un rodillazo a la altura de la cara de un policía durante una invasión del terreno de juego en un Dinamo de Zagreb-Estrella Roja, el clásico del fútbol yugoslavo. Boban vio que el agente intentaba impedir que los hooligans croatas atacaran el extremo del Estrella Roja, y el centrocampista corrió hacia el agente para derribarlo.