La más importante de las cosas menos importantes

El fútbol, o la ausencia de, en tiempo del Coronavirus. Seguramente empezamos a intuir lo feo del asunto cuando se cancelaron partidos en este macabro efecto dominó en el que vivimos desde hace unos días. El fútbol nos avisó de que esto iba en serio y a él siempre le hacemos caso.