El sueño mundialista de la selección de Curazao

 

¿Curazao en una fase final de la Copa del Mundo? El rápido ascenso de esta modestísima selección dentro de la CONCACAF estos últimos años y la ampliación del cupo de equipos para la fase final de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 hace soñar a todo aficionado al fútbol, y en especial a la población del País de Curazao, un territorio autónomo del Reino de los Países Bajos.

 

 

Su capital y localidad más poblada es Willemstad, ubicada al sur de la isla. Aun siendo estado constituyente del Reino de los Países Bajos no forma parte de la Unión Europea a semejanza de otros territorios de soberanía europea. A pesar de ello, todos los ciudadanos de Curazao poseen pasaporte neerlandés, y por ende gozan de los mismos derechos que los ciudadanos de la Unión Europea. De 1954 a 2010, Curazao fue una de las seis islas que compitieron como Antillas Holandesas, pero su disolución en 2010 dio paso al inicio de la afiliación de Curazao a la FIFA.

 

 

En 2015 se produjo un momento crucial, cuando el exdelantero internacional holandés Patrick Kluivert fue contratado como seleccionador. Kluivert aprovechó la cantidad de jugadores con linaje curazoleño que juegan en Europa, como Cuco Martina y Leandro Bacuna, que cuentan con una gran experiencia en la Premier League inglesa, y añadió otras piezas clave como el guardameta Eloy Room. Bajo su mando Curazao superó las dos primeras rondas de la Concacaf WCQ para Rusia 2018 antes de ser eliminada en la tercera ronda por El Salvador (2-0 en el global) en septiembre de 2015. Con Patrick en el banquillo se iniciaba una nueva era.

 

 

Otro cambio significativo se produjo en mayo de 2016, cuando Remko Bicentini sustituyó a Kluivert, y con Bicentini al mando, Curazao hizo historia al ganar su primera Copa del Caribe al derrotar a Jamaica en la final por 2-1. Esa victoria dio a Curazao el billete para su primera Copa de Oro de la Concacaf, en 2017. Si bien Curazao terminó la Copa Oro 2017 sin puntos ni goles, ciertamente llamó la atención de toda la región por su juego, ya que cayó por apenas dos goles de diferencia en las derrotas ante El Salvador, Jamaica y México.

Listos para dar el siguiente paso, Curazao sacó a relucir su capacidad goleadora en la Clasificación de la Liga de Naciones de la CONCACAF 2019-20, mientras superaba a sus rivales en su camino hacia el cuarto puesto y una segunda clasificación consecutiva para la Copa Oro.

 

 

En la Copa Oro 2019 hizo más historia, ya que Curazao consiguió su primera victoria en esta competición en una final por 1-0 contra Honduras, seguida de un emocionante empate 1-1 con Jamaica que le valió a Curazao un puesto en los cuartos de final. Su carrera de ensueño terminó con una dura derrota por 1-0 ante Estados Unidos, pero fue claramente evidente que Curazao se había convertido en una fuerza no sólo en el Caribe, sino en toda la Concacaf.

Eso se mantuvo en la CNL 2019-20, ya que Curazao se enfrentó a Costa Rica y Haití en el Grupo D de la Liga A y completó el grupo en segundo lugar con un récord de 1W-2D-1L y la clasificación para la Copa Oro 2021. El gran éxito de los últimos años ha llevado a Curazao a su mejor clasificación en la FIFA (80º), lo que le ha convertido en uno de los seis primeros cabezas de serie de la primera ronda de la Concacaf WCQ para Qatar 2022.

Encuadrada en el Grupo C con Guatemala, San Vicente y las Granadinas, Cuba e Islas Vírgenes Británicas, la selección caribeña, en constante progresión, ha alcanzado la segunda fase bajo la dirección de Kluivert (Guus Hiddink se está recuperando de COVID-19) y tiene más cerca clasificarse para su primera Copa Mundial de la FIFA.

 

 

Su trayectoria previa

En julio de 1946, se formó por primera vez la selección nacional de Curazao para enfrentarse a Países Bajos, para así reforzar el vínculo entre Curazao y la metrópoli. Durante su estadía de tres meses en suelo neerlandés, Curazao jugó 9 partidos contra equipos locales, entre los cuales se destacó un empate 3-3 cosechado ante el Feyenoord. Para la ocasión, el Estadio de Róterdam se llenó con más de 37.000 espectadores. El entonces joven portero de Curazao, Ergilio Hato, dejó una gran huella con sus grandes dotes atléticas y poder de salto increíble. Hato, apodado la Pantera Negra, llegó a tener gran popularidad en las Antillas y se convirtió en la máxima figura de la selección de Curazao en los años ’40 y ’50.

 

Ergilio Hato, en el centro de la imagen, acompañado de Celsio Polinet y Chebu Pinedo.

 

El equipo participó bajo el nombre de Selección nacional del Territorio de Curazao en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1946, certamen donde consiguió su mayor triunfo al golear, el 21 de diciembre de 1946, a Puerto Rico por 14-0. Curazao se hizo con la medalla de bronce en el torneo.

A partir de 1948, Curazao integró la selección de las Antillas Neerlandesas aunque retomó la denominación Curazao al disputar las ediciones de Copa CCCF de 19552​ y 19573​ (que organizó) alcanzando el subcampeonato en ambas.

Para la década del ’50, Curazao contaba con una de las mejores selecciones de fútbol de la región, con buenos resultados en sus giras internacionales y cuya base formó la selección de Antillas Neerlandesas que conquistó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1950 y 1962.​ Curazao Tenía todas las herramientas para participar en una Copa del Mundo, meta que no logró concretarse, ya que Curazao no estaba afiliada a la FIFA y por ende no pudo participar de las eliminatorias a los Mundiales de 1950 y 1954.

 

 

Curazao formando parte de la selección de Antillas Neerlandesas logró cierto protagonismo en la década del ’50 al clasificarse a los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, siendo la primera selección del Caribe en participar en un torneo olímpico de fútbol y la única, junto con Cuba, en compartir ese honor. También se distinguió en la extinta Copa CCCF al alcanzar el subcampeonato en 1960,5​ en los Juegos Panamericanos de Ciudad de México 1955 donde conquistó la medalla de bronce y sobre todo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe donde llegó a ganar la medalla de oro en dos oportunidades (1950​ y 1962​).

Posteriormente, ya entrada la década del sesenta, fue dos veces tercera (1963 y 1969) de la Copa Concacaf, antecesora de la actual Copa de Oro de la Concacaf. En 1968, con el fin de mejorar el rendimiento de la selección, que nunca logró clasificar a la Copa Mundial de Fútbol, la NAVU llegó a un acuerdo con la Combined Counties Football League, una baja división del fútbol inglés, con el fin de incorporar a la selección dentro de la competición (sin posibilidad de ascenso ni descenso). Sin embargo, debido a los altos costos de trasladar a los jugadores y de establecer una cancha de fútbol en Holanda, la idea finalmente no fue concretada.

Tras la disolución de Antillas Neerlandesas como equipo, en octubre de 2010, Curazao se afilió en marzo de 2011 a la FIFA y es considerado por la misma como el heredero de las extintas Antillas Neerlandesas. El primer partido post-afiliación fue un amistoso en San Cristóbal contra la República Dominicana el 20 de agosto de 2011 con victoria de los dominicanos por 1-0.

 

 


Paola Murrandi