sábado, febrero 4, 2023

Stéphane Chapuisat, la leyenda suiza del mejor Borussia Dortmund

 

Stéphane Chapuisat brilló con el mejor Borussia Dortmund de la historia y se convirtió en la leyenda en la selección suiza, con la que disputó el Mundial de 1994 y dos Eurocopas. El cuatro veces Jugador Suizo del Año, también se adjudicó la Copa de Europa, el campeonato de liga alemán y suizo, y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA a lo largo de una distinguida carrera profesional.

La pasión por el fútbol le vino de familia, su padre, Pierre-Albert Chapuisat, fue 34 veces internacional con Suiza a finales de los setenta y principios de los ochenta, pero no podía ni soñar que su hijo Stéphane Chapuisat se convertiría en uno de los mejores futbolistas profesionales que jamás hayan vestido los colores de la Nati. «Mi padre era mi ídolo, y siempre tuve la ambición de jugar en la selección nacional», declaró Stéphane Chapuisat.

 

 

La trayectoria futbolística de Stéphane Chapuisat se inició en el Red Star Zürich en 1980, y tras cinco años en el club daría el salto a las categorías inferiores del Lausanne Sports. Tras no disponer de minutos, en 1986 se incorporaría a los juveniles del FC Malley. Sus grandes actuaciones le harían debutar en la segunda división suiza, y llevarían a su exclub al arrepentimiento, reincorporándolo para el primer equipo en 1987.

Su evolución fue imparable, y ya en su primera temporada en primera división encabezó la tabla de goleadores, consiguiendo como premio la llamada de la selección nacional suiza, con la que debutaría el 21 de junio de 1989 en un triunfo histórico ante Brasil. En 1991, «Chappi» fichó por el Bayer Uerdingen alemán, donde llamó la atención de Ottmar Hitzfeld, entonces entrenador del Borussia Dortmund.

 

 

Bajo la tutela del «General», Stéphane Chapuisat ganó dos campeonatos alemanes y, lo que es más importante, la Liga de Campeones de 1997. Con el Borussia Dortmund ha marcado la impresionante cifra de 106 goles en 228 partidos de Bundesliga, lo que le convierte en uno de los jugadores más prolíficos de la historia de la Bundesliga.

 

 

Sin embargo, Stéphane Chapuisat restó importancia a la sugerencia de que podría ser el mejor futbolista suizo de todos los tiempos: «No me corresponde a mí decirlo, y no puedo decir que me importe. Lo pasé muy bien en Alemania con el Borussia Dortmund, y eso es lo más importante». El ex atacante guarda muchos más recuerdos entrañables de su etapa con los Yellow-Blacks.

Sin embargo, destaca especialmente el gol que dio a su equipo el pase a semifinales de la Liga de Campeones 1997/98: «El partido de cuartos de final contra el Bayern de Múnich fue una noche inolvidable. Fue un asunto totalmente alemán, y todavía recuerdo aquel gol como si fuera ayer».

 

 

A su regreso a Suiza, Stéphane Chapuisat ganó su primer título de la liga suiza en 2001, durante tres años con el Grasshopper de Zúrich, antes de que otras etapas en el Young Boys de Berna (2005-05) y el Lausanne Sport (2005-6) pusieran punto final a su dilatada carrera. En 1992, 1993, 1994 y 2001, fue elegido cuatro veces Futbolista Suizo del Año.

 

 

También formó parte de la selección nacional suiza en la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994, 1996 y la Eurocopa 2004. Este último torneo sería su última aparición en el mayor escenario, ya que el prolífico goleador anunció su retirada internacional, tras haber acumulado 103 partidos y 21 goles al más alto nivel.

 

 

También formó parte de la selección nacional de Suiza en la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994, 1996 y la Eurocopa 2004. Este último torneo fue el último en el que el prolífico goleador anunció su retirada de la selección, con la que había disputado 103 partidos y marcado 21 goles.

Para Stéphane Chapuisat, los momentos que recuerda con más orgullo son sus días de campeón con el Borussia Dortmund: «Es una sensación especial ganar un título. No hay nada mejor que celebrar un trofeo con tus compañeros de equipo». El ex astro de la Bundesliga también puede presumir de un honor que muy pocos futbolistas en todo el mundo pueden alcanzar: inmortalizar su imagen en un sello. «Eso fue hace mucho tiempo, y no sé muy bien por qué ocurrió», ríe Stéphane Chapuisat. «Ya no los tengo. Los futbolistas siempre se mudan de una ciudad a otra, así que o los he perdido, o están guardados en una caja en alguna parte».

En 2006, el presidente Philippe Guignard se hizo con el Lausanne se retiró tras disputar 32 partidos y marcar 16 goles en el campeonato suizo.