Bill Shankly i el Liverpool una història d'amor

Shankly y Liverpool FC, una historia de amor “red”

 

Si te digo Liverpool FC, no podrás evitar pensar en un equipo grande, uno de los históricos de la Premier League, 18 títulos de liga, y un grande de Europa con 6 Copas de Europa y 3 Copas de la UEFA. Tampoco podrás evitar pensar en el Liverpool actual de Klopp y Salah, campeones de Europa y que actualmente lideran la Premier. Pero la historia de este club no siempre ha sido así, a finales de los años 50 y principios de los 60 el Liverpool FC estaba en segunda división y las expectativas de volver a ser un equipo de élite quedaban lejos, unas viejas instalaciones, un club que veía perder su identidad y unos aficionados, siempre fieles, que veían su equipo derrumbado en segunda. Pero, en 1959 llega a Liverpool un entrenador que lo cambiaría todo.

 

 

En 1959 se sentó en el banquillo un entrenador humilde, Bill Shankly, un ex minero que había crecido en un entorno de recursos limitados, y que había forjado su carácter entre la oscuridad del carbón. 18 meses después de la llegada de Shankly el Liverpool FC volvió a la máxima categoría del fútbol inglés, y poco a poco Shankly inculcó unos valores dentro y fuera del club que muchos aseguran que surgen de su vinculación con el movimiento socialista británico de medios del s.XX.

Con la llegada de Shankly se empezó a construir un Liverpool que ganaría, bajo las instrucciones del técnico escocés, tres ligas, una copa de Inglaterra, y una copa de la UEFA. Pero los títulos no son la esencia de esta historia, sino como hizo de aquel Liverpool en la UCI un equipo único, ganador y luchador, un equipo que fuera temido. Por eso después de jugar un partido totalmente de rojo Shankly decidió que el Liverpool FC debería jugar siempre totalmente de rojo dada la puesta en escena, y como fue de impresionante ver 10 jugadores totalmente de rojo ante el equipo rival.

 

 

Bill Shankly defendía el lema “el fútbol es de la gente” y lo hacía llegar a sus jugadores, trabajó muy duro para hacer que sus jugadores estimaran los colores y lo dejaran todo por el club y su escudo, tan importante era que querer instalar el famoso “This is Anfield” antes de salir al campo.

Sin duda el Liverpool FC nace con la llegada de Bill Shankly, quien dio identidad y valores a un club que lo necesitaba, un entrenador de los que hacen historia y que por suerte para el fútbol inglés siempre ha tenido (Wenger o Ferguson por ejemplo). El 12 de julio de 1974 esta historia pondría punto y final.

Shankly dimitió de su cargo como entrenador, no porque es cansas del club sino por su familia, por la presión a la que estaba sometida y decidió anteponer el bien de su casa que a su bien personal. Pero ya había hecho historia y Anfield lo recuerda con una estatua con él con la bufanda de los “reds” y los puños levantados bajo el lema “Él hizo feliz a la gente”. Con este adiós un poco de Shankly también se quedó en su campo, en sus gradas.

 

Estatua de Bill Shankly a Anfield

 

El 29 de septiembre de 1981 Shankly murió, y como no podría ser de otro modo tiraron sus cenizas sobre el césped de Anfield, su club y él fueron uno. Bill Shankly es Liverpool FC y el Liverpool FC no es nada sin Bill Shankly. Aquel hombre nacido en Escocia y que después de años en la mina, una guerra y unos valores profundamente socialistas forjó una historia que nunca será olvidada por los aficionados “reds”.

 


Ivan Riera