Las selecciones españolas B y Amateur, los «inventos» olvidados

 

La Selección Española B y la Amateur representaron a la Real Federación Española de Fútbol entre los años 1927 y 1981 de forma discontinua. Estos «inventos», también aplicados en otros países como Italia, se usaron para rodar a jóvenes promesas que no tenían cabida en la absoluta en partidos amistosos o torneos internacionales.

El debut de la Selección Española B se dio el 29 de mayo de 1927 ante Portugal, logrando la victoria por 2-0 en el Stadium Metropolitano de Madrid. Guillermo Eizaguirre o Pedro Regueiro fueron algunos de los jugadores que participaron en aquel encuentro.​ El siguiente partido, también ante los lusos, fue 22 años después de la mano de Ricardo Zamora y Guillermo Eizaguirre como entrenadores. A Coruña fue testimonia del resultado final de 5-2 favorable a la Selección Española. Unos jóvenes Basora, Igoa o Miguel Muñoz disputaron el partido, futuras estrellas españolas de la época.

Lo más curioso del caso es que no fue la única «subselección» que llegó a coexistir con la absoluta, también existió el combinado amateur, nacido en 1953 para los Juegos Mediterráneos. Había un remoto antecedente, en 1928, cuando España envió a los JJ. OO. de Ámsterdam un equipo sin profesionales. En 1958 se repitió la experiencia, para un torneo de la FICEP (con San Román y Félix Ruiz como nombres significativos) y en 1963 volvió a los Juegos Mediterráneos, con un equipo que fue ya el que aspiró a los JJ OO de Tokio. En aquel grupo el portero era Rodri, que luego triunfó en el Atlético de Madrid, y contenía futuras celebridades como Grosso, Uriarte y Velázquez.

En la práctica, la Selección Amateur era una sub-21, pues llegados a esa edad, o antes, ya se hacían ficha profesional. La sub-23 como tal nació en 1967, para torneos específicos de la categoría. Ahí aparecían ya Reina, Marcial, Lico, Claramunt, Arieta II, Vavá… Con el tiempo, la Selección Amateur heredó el compromiso de pelear el frente olímpico, en especial desde Seúl.

Entre 1953 y 1960 fue cuando España B tuvo mayor actividad, con un total de 17 partidos, repartidos entre 8 amistosos y 9 de la III Copa del Mediterráneo. Entre los convocados estuvieron ilustres futbolistas como Segarra, Argilés, José Luis Artetxe, Zárraga, Justo Tejada, Moreno, Manchón, Collar, Maguregui, Carmelo Cedrún, Luis Suárez, Joaquín Peiró, Gento, Del Sol u Olivella.

Su cénit fue la III Copa del Mediterráneo, en la que tomaron parte España, Italia y Francia con su equipo B, y Grecia, Turquía y Egipto con el A. La ganó España, con ocho victorias, un empate y una sola derrota, en la salida a Grecia. Las victorias en Francia e Italia fueron celebradísimas. Y el partido de vuelta con Italia, en La Romareda, penúltimo del campeonato, fue un estruendo. Se jugó el 16 de octubre del 58, como cierre de las Fiestas del Pilar.

Aquella selección B se transmutó a partir de 1960 en Selección Promesas, con el límite de 21 años, dentro de una política sub-21 de carácter general. Actualmente se llama sub-21, y para los asaltos olímpicos se alarga a sub-23, según acuerdo de la FIFA y el COI.

 

 

De sus viejos buenos tiempos de la B queda aquella Copa del Mediterráneo, con los ocho goles de Badenes, un rematador seco y fiero que llegó a compartir Pichichi con Di Stéfano, las nueve presencias del genial melillense Pepillo, que no le abrieron las puertas de la A, los dos oriundos (Eulogio Martínez y Villaverde) que jugaron en ella, la formidable alternancia en la portería entre tantos (Alonso, Carmelo, Vicente, Araquistain, Pazos…) que hacían cola tras Ramallets en la A…

Durante 1961 se jugaron otros dos partidos entre los que destacaban Marcelino, Zoco o Calleja. En 1964, con Grosso y Ufarte a pie de campo dieron el último encuentro antes de la reaparición del equipo 16 años después.

Preparando la convocatoria de cara al Mundial de España de 1982, Luis Suárez y José Emilio Santamaría confeccionaron un bloque para jugar 7 pruebas amistosas a lo largo de 1980 y 1981. En ella Urruticoechea se consagró como portero, disputando 5 de los 7 partidos. García Hernández, Marcos Alonso, Rubio, Gallego, Pineda, Maceda, Víctor Muñoz, Cundi, Perico Alonso, Dani, Julio Alberto, Gerardo, Santillana o Juan José fueron algunos otros fijos en la alineación de Suárez y Santamaría.

 

Día del debut del cadista Juan José con España B.

 

El año 1981 fue la última fecha para la segunda categoría absoluta de la Selección Española. Con dos goles de Pichi Alonso España logró un 2-0 ante Polonia. Los jugadores con más participaciones fueron Pepillo II, Enrique Collar, Manuel Mestre, Justo Tejada, Ferran Olivella, Francisco García o Manolo Jiménez, entre otros.

La «B» cumplió un papel muy importante, aunque ahora ya no esté en la memoria, y permitió que grandes jugadores del fútbol español tuvieran en ella su primera oportunidad, un trampolín para llegar y brillar en la absoluta.