miércoles, diciembre 7, 2022

Samuel Okunowo en el AT Sports Club de las Maldivas

 

Samuel Okunowo con tan solo 18 años se incorporó a la disciplina del FC Barcelona B, previo pago de 50.000 dólares, como una joven promesa que había formado parte de la plantilla que llevó al Shooting Stars a la final de la Copa de Campeones de África ante el Zamalek en 1996.

Nadie en su sano juicio podía presagiar que aquel jugador, que incluso llegaría a debutar con la absoluta de Nigeria en 1997, acabaría fichando con tan solo 29 años por el VB Sports Club (actualmente Aare Thanganda Sports Club) para disputar una de las ligas más exóticas del mundo, la Wataniya Dhivehi League de las Maldivas.

 

Ferrón, Okunowo, Jofre Mateu, Xavi Hernández y Mario Rosas con el primer equipo del FC Barcelona.

 

La vuelta a la escena del fútbol internacional, por la puerta de atrás

Samuel Okunowo en 2008 se había instalado en la localidad catalana de Vilanova del Camí para desconectar de sus años en el fútbol profesional, tras ser rechazado por el Bryne noruego. Pero su pasión por el fútbol lo llevó a entrenar con el CF Vilanova del Camí, que por aquel entonces disputaba la Segunda Regional Catalana. Atrás quedaba el vía crucis deportivo vivido después de su salida accidentada salida del FC Barcelona, en el que se pasó los dos últimos años de contrato cedido al Benfica portugués y al Badajoz de Segunda División A española. Con el traspaso al Ionikos griego, Gbenga empezó a darse cuenta de la dura realidad del fin de su sueño de la élite. Tras su marcha de la liga griega probó suerte en el KF Tirana, Stal, Metalurh Donetsk, Dinamo de Bucarest o Odra Wodzisław.

 

 

Desapareció de la noche a la mañana del panorama futbolístico hasta que una llamada antes de las Navidades de 2008 cambió su vida por completo. Dejaba su retiro para disputar la primera división de las islas Maldivas. Samuel Gbeng Okunowo, se incorporó al VB sports el 19 de enero de 2009, con 29 años haciéndose fácilmente con la titularidad. El VB por aquel entonces era líder solitario de la Wataniya Dhivehi League», y para los aficionados del Galolhu Stadium disfrutar de Okunowo fue algo mágico. Okunowo acabó levantando el título de liga, y decidió proseguir su carrera en la regional inglesa, para posteriormente retirarse con 34 años en el Sunshine Stars de su país.