Romário, el último vals en el América FC

 

Romário, Edmundo, Zinho, Dodô, Túlio Maravilha o Viola, entre otros, tienen algo en común: todos han competido en la Segunda División de Río de Janeiro.

Un 26 de noviembre de 2009 el internacional brasileño Romário volvió a las canchas, tras más de dos años después de haber colgado las botas, para jugar el último partido oficial de su carrera. Lo hizo para disputar el partido Final de la Serie B del Campeonato de Río de Janeiro que dio el título al América, el equipo de su fallecido padre, Edevair.

 

 

A los 43 años, Romario vistió la camiseta de los “Diablos Rojos”,  que se impuso por 2-0 al Artsul. «O baixinho» se incorporó al partido pasados los 65 minutos y se puso el brazalete de capitán. Aunque su participación en el campo fue escasa, pues solamente hizo dos lanzamientos a la portería, fue uno de los artífices del título del América ya que desde principio de año asumió la Dirección Deportiva. «Estoy emocionado, feliz. Es una emoción bien diferente de todas las que ya viví. Es para mí un gran honor poder estar aquí y realizar el sueño de la persona más importante de mi vida, mi padre», dijo al finalizar el partido.

 

 

El America Football Club, más conocido como America do Rio o America RJ, es un tradicional club de Río de Janeiro, Brasil. Fue, durante los primeros decenios del siglo XX, uno de los equipos brasileños más populares y aún hoy tiene una considerable hinchada en la ciudad de Río de Janeiro, sobre todo entre la gente de la tercera edad. Es considerado el «segundo club de todos los cariocas» gracias al aprecio de la mayoría de los hinchas de Flamengo, Fluminense, Botafogo y Vasco da Gama por él.