viernes, septiembre 30, 2022

Roberto Carlos en la Unió Esportiva Lleida, el no fichaje

 

Roberto Carlos sí estuvo muy cerca de fichar por la Unió Esportiva Lleida el verano de 1992, cuando el conjunto catalán disputaba la Segunda División A. Para contar correctamente la historia, nos tenemos que remontar al mes de agosto de aquel año. Por aquel entonces Roberto Carlos (de tan solo 19 años) se fue de gira por Europa con el Atlético Mineiro, con el permiso de su club por aquel entonces, el União São João.

El conjunto brasileño viajó con un equipo «B» para competir en suelo europeo, ya que reservó a sus titulares para la disputa de la Copa Conmebol. Algunos de los jugadores que acompañaron al exinternacional brasileño fueron William y Gilson, que años después ficharían por el Compostela y Logroñés, respectivamente.

La gira sirvió como una prueba para muchos jugadores, y una oportunidad para integrarse definitivamente al Atlético Mineiro. Roberto Carlos no participó en los dos primeros partidos en suelo italiano, contra la Lazio y el Torino, pero sí lo hizo en España.

 

 

El primer partido con el Galo de Roberto Carlos fue en el Camp d’Esports de Lleida, el 27 de agosto, en un partido del Trofeig Ciutat de Lleida ante la extinta Unió Esportiva Lleida. El lateral brasileño maravilló durante sus 90 minutos en el campo, llamando la atención de Ramón París, representante de futbolistas que había arreglado aquel match. Resultado final de 2-1 a favor de los ilergetes, ante los brasileños que formaron con Fred; Nael, Paulo (Mauro), Anderson, Altibo (Macal); Roberto Carlos, Glauco, Mohacir, Angelo (Leandro), Kal (Hiber) y Carlos.

 

 

Los dos partidos siguientes de la gira del Atlético Mineiro por España se celebraron en Logroño, donde el lateral jugó todos los minutos: el 29 de agosto ante el Logroñés, y al día siguiente ante el Athletic Club; en el Trofeo Ciudad de Logroño. Fue después de ese torneo cuando, según el propio Ramón París, sopesó el fichaje con la Unió Esportiva Lleida. El fichaje contó con el beneplácito del presidente Màrius Duran y del entrenador José Manuel Esnal «Mané» que se mostraron muy interesados. Pero al final la operación no se pudo dar porque el club brasileño llegó a pedir 30 millones de pesetas, una cifra inasumible para el club catalán que por aquel entonces militaba en la Segunda División A.

La versión que explicó el propio jugador años después fue bastante diferente a la explicada por Ramón París. «El Lleida me descartó por bajito. En el año 92 recuerdo que fui a Lleida con el Atlético Mineiro y quisieron comprarme. Bajé al vestuario y me dijeron que no podía ser porque era bajito». Roberto Carlos medía (1,68m), y se acabó apostando por Virgilio Hernández (1,76m).

Ante el fracaso de las negociaciones con la Unió Esportiva Lleida, Roberto Carlos volvió al União São João, y posteriormente fichó por el Palmeiras. El Lleida acabó ascendiendo aquella temporada a la Primera División, y Roberto Carlos alcanzaría la gloria años después debutando en Europa con el Inter de Milan.