jueves, diciembre 1, 2022

River Plate y Torino FC, una historia de amistad

 

De la triste «Tragedia de Superga» de 1949, que costó la vida de 31 personas entre jugadores, dirigentes, entrenadores, periodistas y tripulación, surgió una bonita amistad entre el Torino FC y River Plate que perdura hasta el día de hoy.

 

 

En aquel terrible accidente de avión perdieron la vida Valerio Bacigalupo, Aldo Ballarin, Dino Ballarin, Émile Bongioni, Eusebio Castigliano, Rubens Fadini, Guglielmo Gabetto, Ruggero Grava, Giuseppe Grezar, Ezio Loik, Virgilio Maroso, Danilo Martelli, Valentino Mazzola, Romero Menti, Piero Operto, Franco Ossola, Mario Rigamonti y Július Schubert. El único sobreviviente fue Sauro Tomá porque no viajó por un problema en su rodilla, sin olvidar a Ladislao Kubala que también fue invitado al partido. La noticia de que su esposa y su hijo habían huido de Checoslovaquia y le esperaban en Udine le hizo permanecer en Italia.

 

 

También murieron los dirigentes Arnaldo Agnisetta, Ippolito Civalleri; los entrenadores Egri Erbstein, Leslie Leversley; y los periodistas Renato Casalbore, Renato Tosatti, Luigi Cavallero. Con todo ello el campeonato, a falta de 4 fechas para que finalizara, se dio por terminado y se le otorgó el Scudetto al Torino, ya que era el líder. Gracias a esto, en la temporada 1948-49 igualó el récord de Juventus: ambos clubes lograron cinco títulos seguidos. En ese torneo, el Toro obtuvo 60 puntos y ganó 25 partidos, empató 10 y cayó en 3 ocasiones.

 

 

Solidaridad desde Argentina

Ante tal tragedia desde Buenos Aires un club se solidarizó y decidió ayudar. River Plate presidido por el mítico Antonio Vespucio Liberti, no dudó en ofrecerse para un amistoso con sus futbolistas titulares, entre ellos los que conformaban «La Máquina». Todo el dinero recaudado se dio a las familias de las víctimas.

El plantel Millonario llegó a Turín y, primero, dejó una ofrenda floral en el sector del cementerio donde descansaban los restos de los jugadores del Torino y, luego, rindió un homenaje en el lugar del siniestro en la colina de Superga. El encuentro se disputó el 26 de mayo ante casi sesenta mil personas en el estadio Comunal. River se enfrentó a un combinado de los mejores jugadores de la Serie A que para esa ocasión adoptó el nombre de Torino Símbolo.

 

 

Los equipos presentaron las siguientes alineaciones:

Torino Símbolo: Lucidio Sentimenti; Sergio Manente, Attilio Giovannini y Furiosi; Carlo Annnovazi y Achili; Giampiero Boniperti y Karl Hansen; Istvan Nyers, Benito Lorenzi y Pietro Ferraris.

River Plate: Amadeo Carrizo; Ricardo Vaghi y Lidorio Soria; Norberto Yácono; Néstor ‘Pipo’ Rossi y José Ramos; Ángel De Cicco; Óscar Coll, Alfredo Di Stéfano, Ángel Labruna y Félix Loustau. Completaron la delegación: Héctor Grisetti, Santiago Kelly y Juan Carlos Muñoz.

 

 

El partido culminó 2-2 y el plantel Millonario, mientras dejaba el campo de juego, fue ovacionado por los espectadores. A partir de ahí surgió una amistad entre ambas instituciones que sigue firme a pesar del paso del tiempo.

El 29 de junio de 1951, con motivo de la celebración del cincuentenario de la fundación de River, el Torino y el Millonario volvieron a disputar un amistoso, pero en Argentina. Tras el encuentro, ambos clubes decidieron que cada uno utilizara la camiseta titular del otro como alternativa. Durante muchos años el equipo argentino usó el color bordó como suplente y el Toro confeccionó una camiseta blanca con una banda granate.

 

 

En 2014 los museos de ambos concretaron formalmente su hermandad con la presencia del presidente actual de River, Rodolfo D’Onofrio, ya que los dos poseen espacios especialmente dedicados a recordar el partido solidario.

 

 


Paola Murrandi