La pizarra de La Volpe, clave para el fútbol moderno

 

Ricardo Antonio La Volpe (1952) es uno de los entrenadores que más influido en el fútbol moderno tal y como lo conocemos hoy en día. Este exfutbolista argentino cuando se sentó en un banquillo rechazó que su equipo diera balonazos desde la propia portería para empezar la jugada para idear un sistema de salida de balón desde atrás que ahora usan muchos equipos en la élite.

Como jugador pasó por Banfield, San Lorenzo, Atlante y Oaxtepec con cierta discreción; pero su gran momento llegó en la Copa del Mundo de Argentina 1978 cuando consiguió levantar el tan deseado título con su selección, que ejercía de anfitriona y dirigía César Luis Menotti. Una vez colgó las botas, como entrenador, pasó por 15 equipos (diez de ellos mexicanos). Todo un trotamundos.

Donde alcanzó notoriedad fue como entrenador de la selección de México (2002-06), a quien dirigió durante cuatro años (cinco competiciones) y levantó la Copa de Oro CONCACAF 2003. Más allá de los títulos, su gran legado fue su estilo de juego y su planteamiento ofensivo. Para el recuerdo queda su mítica frase: “Si salís a ganar, ganás o empatás. Si salís a empatar, empatás o perdés”.

 

 

La salida lavolpiana

La Volpe no inventó, sino que mejoró un sistema que hoy en día ponen en práctica muchos equipos y países y se conoce popularmente como la salida «lavolpiana«. Esta se ve en la construcción de la jugada desde zona defensiva y está ideada para sistemas con cuatro defensas, dos laterales y dos centrales.

 

 

Consta básicamente de tres pasos. Primero, los laterales avanzan su posición al centro del campo, dejando libre las bandas en zona de creación. Segundo, los centrales ocupan parte de esta zona abriéndose y despejando la zona central. Y tercero, se coloca en el eje de la defensa un centrocampista, que baja expresamente a construir la jugada y se sale con tres.

El principal objetivo de este movimiento, que asume ciertos riesgos como posibles pérdidas de balón en zona peligrosa, es la de encontrar líneas de pase rápidamente, pues se suman dos piezas (los laterales) en la segunda línea y se gana en amplitud. Un sistema innovador por aquel entonces que ahora muchos equipos ya han implantado.

 

 

Muchos recordarán la propia selección mexicana, así como a selección española campeona del mundo en 2010 o el FC Barcelona ganador del sextete en 2009 practicar este sistema. El ideólogo de aquel equipo, Pep Guardiola, siempre ha reconocido una gran admiración hacia la figura de La Volpe: “Obliga a salir jugando, que no es otra cosa que jugadores y pelota avancen juntos, al mismo tiempo. Si lo hace uno solo no hay premio, no vale. Han de hacerlo juntos. Como lo hacen los novios cuando salen juntos”.

A sus 68 años, este 2020, el míster argentino que dio un impulso al fútbol valiente se ha retirado de los banquillos. De palmarés como míster más bien poco; pero de legado, mucho. Será para siempre uno de los revolucionarios del fútbol moderno y uno los mejores formadores de talento mexicano con jugadores como Rafael Márquez o Andrés Guardado.

 

 


Oriol Quintana
@urikingkat